Maquilla EPN cifras y elude encarar fracaso de reforma educativa

miércoles, 2 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Marcado por el escándalo, el tercer año de gobierno de Enrique Peña Nieto supeditó el sector educativo a los intereses políticos de la Presidencia de la República. Sin rastro alguno de autocrítica, el apartado México con educación de calidad, que se desprende del tercer informe de gobierno de Peña Nieto, no da cuenta del fracaso en la implementación de la “más trascendente de todas las reformas”, como ha calificado el Ejecutivo federal a la reforma educativa. Ya en los días previos, en un avance que se publicó en el portal informe.gob.mx, iniciaba la celebración del presidente: “La reforma educativa avanza en todo el país para brindarle un mejor futuro a los niños de México”; “Hemos recuperado la rectoría de la educación, los maestros son seleccionados y promovidos con base en evaluaciones que reconocen su mérito”; “Estamos comprometidos a poner en marcha la reforma más importante de todas, la reforma educativa”, se leía en frases sueltas. Al final, acompañaba un video titulado Tablets, en el que un supuesto alumno de 5° grado presume una tableta electrónica que le habría dado el gobierno, según él, “para hacer videos, cortometrajes y mapas conceptuales”. Y agradece a Peña Nieto: “Es bueno que el presidente las haya agregado para no gastar un año de nuestros ahorros”. Ese mismo fue uno de los puntos que celebraría el mandatario en su mensaje a la nación. Omitiría recordar que el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD), a través del cual se reparten los dispositivos electrónicos, se ha implementado exclusivamente en seis entidades federativas (Colima, Sonora, Tabasco, Distrito Federal, Estado de México y Puebla) sólo entre alumnos de 5° y 6° grado de primaria. Así, con más promesas y cifras maquilladas que logros reales en beneficio de la educación en el país, el diagnóstico oficial inicia presumiendo los avances de la reforma educativa que hasta ahora sólo ha confrontado al magisterio desde el terreno administrativo-laboral. Entre otros, los puntos que destaca el documento son: -Los concursos de oposición para el ingreso a la educación básica y educación media superior, así como para la promoción a cargos con funciones de dirección en educación media superior, en los que participaron 183 mil 073 docentes; -Un incremento de 13% de becas otorgadas desde que inició el sexenio a la fecha; -Multiplicación de escuelas de tiempo completo en casi 3.5 veces durante esta administración, para sumar 23 mil 182 planteles; -Cobertura de 34.1% en educación superior, más allá de que el crecimiento se deba esencialmente a la modalidad a distancia y que el gobierno perfile un recorte sustancial a las principales universidades públicas del país; -La aportación de 7.5 mil millones de pesos, a través del Programa de la reforma educativa, destinados a la atención de 20 mil 154 escuelas con “carencias físicas”. -Mediante el Programa Escuelas Dignas, la inversión de la Federación y de los estados de 8.9 mil millones de pesos para 15 mil 812 centros escolares; -El inicio de operaciones del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), con un presupuesto de 330 mil 326 millones de pesos, de los cuales, según el documento, cerca de 90.5% se destina al rubro de servicios personales para cubrir un millón 833 mil 508 plazas, y el restante a gastos de operación. Del gasto en educación, se habla de un presupuesto que asciende a los 1. 2 billones de pesos en 2015, cerca de 1.2% más respecto de 2014. De ese total, 63.7% de los recursos fueron aportados por el gobierno federal (772 mil 337.4 millones de pesos); 15.8% por estados y municipios (191 mil 328.7 millones de pesos) y el 20.5% sería dinero del sector privado (248 mil 934.9 millones de pesos). Sin embargo, no hay información sobre la emisión de bonos de inversión en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), del orden de 50 mil millones de pesos, que Peña Nieto anunció para la renovación de infraestructura educativa, siendo que para el ciclo 2014-2015 el presupuesto fue apenas de 7 mil 543 millones de pesos. También se destaca la prueba PLANEA, a través del cual se evaluó a alumnos de los últimos grados de educación básica y media superior en matemáticas, lenguaje y comunicación, con una cobertura de 98.9% de escuelas y 90% en alumnos. Hasta hoy sólo hay resultados del nivel medio superior: en lenguaje y comprensión lectora el 23.8 y 12.2% de los alumnos se ubicaron en los niveles de dominio más altos, respectivamente, mientras que en matemáticas sólo 12.4 y 6.4% lo consiguieron. Sobre planes y programas de estudio, el documento tiende una cortina de humo: celebra la elaboración de modelos Alcances de la Reforma Educativa en la revisión del modelo educativo, si bien reconoce que no ha habido más que propuestas en todos los niveles. De los concursos nacionales para el ingreso al servicio público, sólo cuatro de cada 10 docentes consiguieron la calificación requerida. Y el índice de la población mayor de 15 años sin primaria terminada se redujo apenas en 0.3 puntos porcentuales. Violento el país, las medidas contra el acoso en las escuelas (bullying), operadas a partir del Programa Escuela Segura, beneficiaron a 60 mil 392 personas, apenas 27 más que en el ciclo escolar anterior. Ése es, por una diferencia abismal, el crecimiento más bajo desde que el programa comenzó a funcionar, ocho años atrás. Más allá de la retórica presidencial, los datos duros desnudan la situación del país: en decenas de páginas, saturadas de cifras, el gobierno propone “contribuir” a que la inversión nacional en investigación científica y desarrollo tecnológico crezca anualmente y alcance un nivel de 1% del PIB. En tres años de gobierno de Peña Nieto, el gasto federal en la materia ha sido: 2013, 0.42%; 2014, 0.49% y, en 2015, nuevamente el 0.49% del PIB. En la fiesta del mandatario, “de manera especial” celebró la “liberación” de la educación en Oaxaca y reconoció tanto al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación como al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Omitió que apenas el 29 de mayo, por razones políticas, vulneró su propia reforma constitucional y la autonomía del INEE al suspender los procesos de evaluación que le dan vida.

Comentarios