Peña fue indiferente con padres y despreció informe del GIEI

jueves, 24 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- "Indiferente". Así calificaron los padres de los 43 normalistas la actitud de Enrique Peña Nieto durante el encuentro que sostuvieron esta tarde con él. Argumentaron que presidente no se comprometió a cumplir ninguna de las ocho exigencias que le presentaron y despreció el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), al reducirlo a una “hipótesis”. "Enrique Peña Nieto no tiene acuerdo con los padres", concluyeron. En cambio, Peña Nieto planteó una serie de compromisos que "no son sustanciales ni nuevos", denunciaron los padres. Por ejemplo, reiteró su decisión de prorrogar el mandato del GIEI de seis meses --lo que ya era sabido-- y de crear una fiscalía para buscar a las personas desaparecidas. También reafirmó que continuaría la investigación, pero para los padres esto no es un compromiso, sino "algo al que está obligado". Los padres rechazaron la propuesta del mandatario de realizar un tercer peritaje sobre lo que ocurrió la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, ya que el gobierno finalmente también estaría involucrado. Peña Nieto no se pronunció sobre la petición de los padres de crear una unidad especial de investigación que buscaría a los estudiantes y sancionaría a los culpables por un lado, y también determinaría las responsabilidades de los funcionarios que fueron omisos y obstaculizaron la investigación. "Que se investigue a Jesús Murillo Karam, a Miguel Osorio Chong y a Enrique Galindo Ceballo", exigió Felipe de la Cruz. En resumen, Bernabé Arbaha analizó: "No pasó nada". "Sabemos que esta gente tiene la sangre totalmente fría", resaltó Carmen Mendoza. Y abundó: "Le pregunté al presidente Enrique Peña Nieto a quién obedecía del 27 batallón de Iguala. No me contestó nada". Sentados en una mesa debajo de una carpa principal del "campamento" instalado anoche en el Zócalo capitalino, los padres expresaron su molestia y convocaron a la marcha del próximo sábado. "Debemos salir por los desaparecidos, por los presos políticos, por el despojo de tierras y recursos naturales, salgan todos el 26, es momento de alzar la voz", urgió Benjamín Ascencio Bautista. Detrás de ellos estaba colgada una manta de colores con los 43 rostros de los estudiantes. Y alrededor de la carpa, decenas de personas traían carteles solidarios con los padres. Otros portaban pancartas en las que se podía leer: "¡Fuera Peña!". Al terminarse cada intervención, un grupo de normalistas parados en dos líneas detrás de los padres gritaban consignas, que retomaba el público. Ayer los padres iniciaron un ayuno de 43 horas que se extenderá hasta el sábado 26, cuando se conmemorará con múltiples manifestaciones el primer año de la desaparición forzada de los normalistas en Iguala.

Comentarios