Terna de delincuentes, al frente de la seguridad de Iguala

miércoles, 30 de septiembre de 2015
IGUALA. GRO., (proceso.com.mx).- El alcalde de Iguala, Esteban Albarrán Mendoza, nombró a Timoteo Mata Cruz “El Fibras”, nuevo director de la Policía Auxiliar municipal. “El Fibras” es un excapitán del Ejército que se desempeñó como subdirector de Seguridad Pública en Zihuatanejo. En 2008 fue detenido y estuvo preso acusado de narcotráfico y brindar protección a operadores del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en la región de Costa Grande. De esta manera, Albarrán Mendoza conformó un triunvirato en el área de Seguridad Pública de Iguala con personajes ligados al narcotráfico. Fue en este municipio donde en septiembre del año pasado fueron desaparecidos 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos. Ayer, Apro dio a conocer que el alcalde del PRI, quien esta mañana tomó protesta arropado por la clase política de la entidad, había designado a Crisóforo Tinoco Bahena encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública y a Martín Ocampo Arteaga director de Tránsito. Ambos han sido señalados por sus presuntos nexos con el grupo delictivo Guerreros Unidos y han ocupado cargos en áreas de Seguridad Pública desde la administración del priista Raúl Tovar y la actual, que hoy concluye, del exalcalde perredista José Luis Abarca Velázquez. Este último actualmente preso por sus presuntos nexos con el narcotráfico y señalado como responsable de la desaparición forzada de los 43 estudiantes. Timoteo Mata Cruz, originario del municipio de Huitzuco de los Figueroa, hace siete años estuvo preso en un penal federal, acusado narcotráfico. En ese entonces se desempeñaba como jefe policíaco en Zihuatanejo, durante la administración del actual diputado local perredista Silvano Blanco. El 23 de diciembre de 2008, soldados del 19 batallón de Infantería con sede en el municipio de Petatlán realizaron un operativo en un palenque ubicado en el balneario de Zihuatanejo, donde detuvieron a “El Fibras”, junto a Luis Antonio Romero de los Santos “El Chavo”, señalado como jefe de esta plaza al servicio del cártel de los hermanos Beltrán Leyva y responsable del tráfico y venta de cocaína y marihuana en esta franja de la región Costa Grande de la entidad. En la redada, los militares detuvieron a 20 hombres más, entre policías municipales, ministeriales y civiles que fueron acusados de brindar protección al jefe policíaco y narcotraficante. Un reporte oficial de la Procuraduría General de la República (PGR) indica que el 9 de marzo de 2009, los 22 indiciados fueron trasladados al penal federal del Rincón, en Tepic, Nayarit, acusados de delincuencia organizada, portación de armas de fuego y posesión de granadas del uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea. La PGR informó que tras la detención de los 22 inculpados por el Ejército, la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas (UEITA), de la SEIDO aseguró 10 inmuebles, 30 embarcaciones que utilizaban los miembros de este grupo delictivo para el trasiego de narcóticos en las costas de Zihuatanejo. La investigación federal contra Timoteo Mata se extendió hasta su lugar de origen, el municipio de Huitzuco de los Figueroa. El 13 de enero de 2009, el Ejército detuvo a seis policías municipales de Huitzuco por sus presuntos nexos con el exjefe policíaco. Hasta 2007, “El Fibras” se había desempeñado como policía municipal de Huitzuco y luego se fue a Zihuatanejo, donde fue nombrado por el exalcalde perredista Silvano Blanco subdirector de la corporación policiaca.

Comentarios