Experta del GIEI acusada por coronel colombiano de "fabricar pruebas" en su contra

miércoles, 13 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- Ángela Buitrago, una de las expertas enviadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para investigar el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, fue acusada por un coronel colombiano de fabricarle pruebas y enviarlo a la cárcel ocho años. Luis Alfonso Plazas Vega precisó que fue condenado injustamente por el delito de desaparición forzada, debido a que durante su paso por la fiscalía de Colombia la integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) actuó con negligencia, y anunció que denunciará penalmente a Buitrago en su país. La enviada de la CIDH “ejerció la función de fiscal en Colombia. Por su ineptitud e ineficiencia, a base de pruebas fabricadas y testigos falsos, consiguió que estuviera ocho años en prisión por un crimen que no cometí”, detalló en una entrevista radiofónica. A mediados de diciembre pasado, la Corte Suprema colombiana absolvió al militar y ordenó su inmediata liberación, con lo que quedó sin efectos la condena de 30 años que le había impuesto Ángela Buitrago. De acuerdo con Plazas Vega, “una señora que ejerció la función de fiscal en Colombia fue retirada en septiembre del año 2010 por su ineptitud, su ineficiencia, decisión que tomó en su momento el fiscal, el doctor Mendoza Diago”. Se trata de una señora que a base de pruebas fabricadas y a base de testigos falsos, subrayó, “consiguió no solo acusarme, sino que fuera yo condenado prácticamente a prisión de por vida, porque la condena fue a 30 años de cárcel por un delito que no cometí”. Advirtió, asimismo, que por sus prácticas negligentes Buitrago no debería ser la indicada para investigar uno de los casos que más estremecieron a México, como la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014. Y denunció que la experta de la CIDH tiene la intención de dañar la imagen de los militares mexicanos, “porque esa es una de las características de la guerra que se está librando en este momento en Latinoamérica”. “Ya no es una guerra de carácter político interna, es una confrontación entre dos sistemas. Entre el sistema democrático y el sistema comunista que quiere ser implantado a la brava, eliminando a los ejércitos latinoamericanos”, destacó. El pasado jueves 7, el exsenador colombiano Ciro Ramírez Pinzón, quien estuvo preso tres años, también acusó a Buitrago de fabricarle pruebas y dijo que le imputó el delito de “concierto para delinquir agravado”, que se aplicaba a secuestradores, terroristas y extorsionadores. “Ella empezó a atar pruebas sin fundamento. Buitrago presionó a los testigos para que declararan en mi contra. Incluso hubo uno que en 2013 hizo público en los medios de mi país que había sido presionado para atestiguar en mi contra; extrañamente, cuando iba a presentarse ante la Corte para revelar quién lo había presionado, fue asesinado”, sostuvo. Según información difundida por el periódico ‘La Razón’, Ramírez Pinzón alertó que las investigaciones que realiza el GIEI sobre el caso Iguala carecen de toda credibilidad por haberlas puesto en manos de Buitrago. “Estoy seguro de que ahora tratará de impresionar a los mexicanos inventando y buscando pruebas que no existen para culpar a otras personas sin fundamento, tal como lo hizo en Colombia, donde todos los casos que le llegaban a sus manos los metía a la cárcel sin fundamentos, sin pruebas verídicas, para demostrar que era una excelente fiscal”, señaló el exsenador.

Comentarios