Legisladores responsabilizan a EPN de otra eventual fuga de Guzmán Loera

miércoles, 13 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- La oposición en el Legislativo reclamó al presidente Enrique Peña Nieto festinar la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán, y lo hicieron “políticamente responsable” de una próxima fuga del capo de la droga y de la corrupción en el sistema penitenciario. Este miércoles, en el último punto del orden del día de la sesión de la Comisión Permanente, y a exigencia del PAN, el tema del máximo líder del Cártel de Sinaloa se abordó con las críticas de Morena, Movimiento Ciudadano y los panistas, quienes cuestionaron al PRI, a sus aliados y al gobierno federal de “echar las campanas al vuelo” por haber capturado a quien “nunca debió haberse escapado”. Federico Döring, diputado del PAN, subió a tribuna y aclaró que no es a las Fuerzas Armadas a quienes se les debe cuestionar, “no son ellos los que deben ser llamados a cuenta por la responsabilidad política” en la fuga de Guzmán Loera; no son las Fuerzas Armadas porque ellos son quienes han subsanado los errores de la clase política, de la corrupción del sistema penitenciario que llevó a la fuga del capo, aclaró el panista. El tema, añadió, no es lo bien “sino lo mal que han hecho su trabajo los que tienen la responsabilidad del sistema penitenciario”. Doring sostuvo que las Fuerzas Armadas han corregido los errores o corrupción del área civil del gobierno de Peña Nieto y que fueron quienes permitieron la fuga de El Chapo. El panista reclamó que el gobierno no haya sido capaz de aplicar la ley de extinción de dominio, “ni siquiera la han aplicado a la casa de Los Mochis en donde estaba El Chapo”. Y soltó: “Al presidente de la República lo respetamos por lo que representa, pero lo que no le reconocemos es la misión cumplida, y lo hacemos políticamente responsable de otra posible fuga, no a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, sino a Peña, es él quien debe responder políticamente”. Antes, el diputado de MC, Víctor Sánchez, recriminó: “No, no es misión cumplida”, pues sostuvo que “la misión no era atraparlo, sino que no se fugara”. Luego enumeró lo que no se ha indagado sobre la última fuga de Guzmán Loera, destacadamente por qué “quebró el sistema penitenciario, por qué desaparecieron y asesinaron a algunos custodios. Por eso se fugó El Chapo y puede fugarse una tercera vez si el gobierno no cambia sus cárceles”. Enseguida insistió: “No, la misión no está cumplida porque su recaptura no va a disminuir la violencia y porque lejos está el gobierno de combatir el lavado de dinero producto del narcotráfico, que va de los 10 a los 50 mil millones de dólares. Y lo que se ha asegurado son baratijas ante todo lo que lavan”. “No hay misión cumplida porque el gobierno no ataca las causas que dan origen al narcotráfico, que son la corrupción, la desigualdad social”, dijo. El diputado federal por el estado de Jalisco también acusó al gobierno federal de montar un “circo mediático” sobre la recaptura de Guzmán Loera, que no resuelve el problema, y por ello “la misión no estará cumplida si el gobierno no da respuesta a esos males”. Además, sostuvo, “el crimen organizado es un gobierno paralelo al de Enrique Peña Nieto”. Antes, la coordinadora de Morena, Rocío Nahle, también recriminó la frase de “misión cumplida” soltada por Peña Nieto en las redes sociales cuando anunció la captura de Guzmán Loera. La legisladora recordó cómo el mundo pasó del festín por la captura de El Chapo a la mofa hacia el gobierno mexicano por haber incurrido en la “teatralidad”. Luego recordó que medios internacionales cuestionan que se haya recapturado a El Chapo y no se logre encontrar a los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos. Otros, añadió, adelantan que no se acabará la violencia en México y unos más ponen en evidencia la vulnerabilidad y red de corrupción que hay en la administración federal. El PRI y sus aliados trataron de salir al paso de las críticas. Primero, el PVEM dijo que no se podía escatimar el trabajo de inteligencia de Marina, Sedena y policías federales. Incluso, destacó que “pena debería de darles a quienes no reconocen lo hecho y que en otros países sí”. Además pretendió ridiculizar a los gobiernos panistas, primero porque fue en el sexenio de Vicente Fox cuando se les fugó el capo, y luego porque durante el sexenio del segundo, el de Felipe Calderón, nunca se pudo capturar al narcotraficante sinaloense. En cambio, reviró, en la administración de Peña Nieto, y en mucho menor tiempo “se les escapó, sí, pero lo agarró dos veces”. Luego concluyó su participación, agradeciendo, desde tribuna, al “señor presidente”. David Penchyna Groub, senador priista, también defendió a Peña al sostener que la investigación “no tiene precedentes en la historia”. Sin embargo, los panistas, emecistas y morenistas no se convencieron y reclamaron que antes de extraditar a El Chapo se debe dar a conocer la red de corrupción que lo llevó a la libertad el pasado 11 de julio, decir de qué niveles, “con nombre y apellido”. “El Chapo no se puede ir mientras no se aclare; en tanto, tampoco se puede decir: ‘Misión cumplida’”, remachó el panista Federico Döring.

Comentarios