Alista Congreso de Morelos destitución del edil de Tlaquiltenango

miércoles, 20 de enero de 2016
CUERNAVACA, Mor. (apro).- En el Congreso local ya analizan las vías que permitan destituir al alcalde de Tlaquiltenango Enrique Alonso Plascencia, luego de que éste retomara el control de la policía en el municipio y expulsara al Mando Único de la localidad, a contracorriente del decreto que promulgó el gobernador Graco Ramírez el domingo 3. En medio de una campaña de filtraciones que acusan al edil de haber sido consignado hace unos años por ser “pollero”, es decir, de traficar con personas a Estados Unidos, y otra más sobre una mujer con la que tiene o tenía una relación sentimental, quien fue detenida y acusada de secuestro, Alonso Plascencia decidió levantar el plantón de vecinos en las inmediaciones de las oficinas de Seguridad Pública y anunció que realizará una encuesta en el municipio para darle sustento al rechazo al Mando Único. La coordinadora del PAN en el Congreso, Norma Alicia Popoca Sotelo, aseguró que el alcalde Alonso Plascencia podría ser separado del cargo debido a que se han configurado diversas causales para ese proceso. En alusión a las filtraciones, la panista señaló que es necesario que el Congreso realice reformas legales que eviten que personas con antecedentes penales puedan ser postuladas a cargos de elección popular. El Legislativo morelense, dijo la diputada panista, “estará atento en espera de que el gobierno del estado decida iniciar un procedimiento de separación del cargo por el delito de desacato”, luego de que el pasado lunes Alonso Plascencia decidió “violar” el decreto del gobernador Graco Ramírez para tomar el control operativo de la policía en Tlaquiltenango. La panista aseguró que, en efecto, el edil perredista, al violar el decreto se puso en la hipótesis de desacato, por lo que podría iniciarse el proceso para separarlo del cargo. La coordinadora parlamentaria del PRD y presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso, Hortencia Figueroa Peralta, aseguró que el alcalde violenta el hecho de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió no otorgar la suspensión provisional contra el Mando Único, en medio del proceso de controversia constitucional que el edil interpuso contra el decreto de Graco Ramírez. La legisladora perredista aseguró que el alcalde descalifica “la actuación del máximo órgano de interpretación constitucional en el país, luego de que él mismo se puso en manos de una instancia jurisdiccional, por lo que debe esperar a que se determine si es legal de manera definitiva la medida que tomó el Ejecutivo” morelense. En respuesta, el alcalde aseguró que el acto del lunes pasado, cuando retomó las oficinas de Seguridad Pública, se dio como parte de un “acto ciudadano”. “La ciudadanía se inconformó y en una manifestación multitudinaria (sic) decidió recuperar las instalaciones que, además, son municipales”, justificó. En todo caso, acotó, el cabildo sólo acompañó a la gente del pueblo, por eso “no se violentó la ley”. Alonso Plascencia aseguró que no podían abandonar a la gente y que por eso encabezaron la manifestación del lunes, no para contravenir lo que decida la SCJN, sino porque el municipio “tiene las facultades de dar seguridad, estamos obligados y, si no lo hacemos, también estaríamos en falta”. También sostuvo que Tlaquiltenango no permite los abusos ni los atropellos y exige que sea dignificado el trato para los ciudadanos, pues “fueron muchas las arbitrariedades del Mando Único, por eso no lo quiere la gente, yo sólo respondo al interés de la gente”. Luego informó que se aplicará a partir de los siguientes días una encuesta a la población de Tlaquiltenango, acción que se hará en coordinación con el gobierno federal, con el objetivo que se conozca el sentir de la población, sobre las operaciones que venía haciendo el Mando Único y la percepción de eficacia y eficiencia de la policía en esta población. Por la mañana, los vecinos que desde el pasado lunes sostenían un plantón en las oficinas de Seguridad Pública, decidieron levantar la protesta, pues aseguraron que “ya cumplimos el objetivo, expulsar al Mando Único”, así que será “hasta nuevo aviso” cuando se vuelvan a movilizar, pues “no vamos a permitir que se instale de nueva cuenta en el municipio.

Comentarios