Se concreta Reforma Política del DF; Mancera ofrece una Constitución de "izquierda"

miércoles, 20 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- Tras distintos intentos a lo largo de casi 20 años y con el respaldo de 23 legislaturas locales, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión declaró hoy la constitucionalidad de la Reforma Política de la Ciudad de México. Los legisladores enviaron al presidente Enrique Peña Nieto los cambios aprobados a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para que ordene su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y, con ello, comience el proceso para redactar la Carta Magna de la Ciudad de México. Minutos después de la declaratoria, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, calificó el hecho como “histórico” para la capital del país. En conferencia de prensa, informó que su administración formará un grupo de 12 expertos en temas de la ciudad para preparar el camino hacia la elaboración de una Constitución Política de la Ciudad de México “de izquierda, progresista y liberal”. La celebración que hizo Mancera Espinosa fue el anhelo de sus antecesores Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador, quienes impulsaron por distintas vías y pactos la reforma, pero las condiciones políticas del momento no la hicieron posible. No obstante, el pasado 15 de diciembre, luego de meses de negociaciones y acuerdos políticos, el pleno del Senado de la República aprobó la iniciativa de reforma y la turnó a los congresos locales para su análisis. Este miércoles el presidente de la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados Jesús Zambrano informó que 23 congresos locales –faltaron ocho de los 31 que ejercen en el país-- aprobaron la minuta para darle un nuevo estatus jurídico a la capital del país. Las legislaturas que dieron su voto fueron: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. De esta manera y ante la presencia del jefe de gobierno del Distrito Federal Miguel Ángel Mancera –quien canceló un acto oficial de su agenda por asistir al Congreso de la Unión— Zambrano hizo la declaratoria de constitucionalidad. Una vez que los cambios aprobados sean publicados por el Ejecutivo Federal, explicó, el Instituto Nacional Electoral (INE) tendrá 15 días para emitir la convocatoria para elegir a 60 de los 100 asambleístas constituyentes que deberán redactar la Constitución de la Ciudad de México. Zambrano Grijalva comentó que con la declaratoria de constitucionalidad inicia una nueva etapa para la Ciudad de México. Éste, dijo, será el último acto del Congreso de la Unión sobre la vida interna de la capital. La ceremonia de declaratoria se realizó en el salón Verde de la Cámara de Diputados con invitados de honor como Mancera Espinosa, el presidente nacional del PRD Agustín Basave y el coordinador de la bancada perredista en el Senado Miguel Barbosa. Durante la sesión, legisladores del PAN, Morena, PT y Movimiento Ciudadano consideraron que los cambios aprobados no tuvieron los alcances deseados en materia de participación ciudadana y autonomía. Con las modificaciones de la reforma política, el DF cambiará de nombre a “Ciudad de México”, las delegaciones serán alcaldías y tendrán autonomía presupuestal, además de que habrá una Constitución y un congreso local propios. La Ciudad también podrá decidir sobre su techo de endeudamiento que hasta el año pasado fue avalada por el Congreso de la Unión. “Adiós DF, Hola CDMX” Aunque en columnas de diarios nacionales ya se daba por hecho la aprobación de la reforma política en el Congreso de la Unión este miércoles, el Gobierno del DF no anunció en la agenda de Miguel Ángel Mancera su asistencia a San Lázaro. Sin embargo, el mandatario local canceló su asistencia a un acto oficial programado y asistió puntual a la ceremonia, donde visiblemente contento se sentó a la izquierda de Jesús Zambrano, presidente de la Comisión Permanente del Congreso, y presenció la declaratoria constitucional. Al terminar el acto, en conferencia de prensa calificó como “día histórico para la Ciudad de México”, tal decisión. “Es un nuevo paso en la construcción de la historia del federalismo de este gran país, y por supuesto que nosotros reconocemos, una vez más, la voluntad política de todas las fuerzas que intervinieron en esta concreción de la lucha por la Reforma Política de la Ciudad de México”. Mancera Espinosa reconoció el impulso social que tuvo la reforma y anunció que desde ahora comenzará una “ruta de construcción” de la Constitución Política de la Ciudad de México. Ésta, dijo, tiene que buscar la igualdad social, mejorar la participación de la ciudadanía y reafirmar los derechos ganados. El funcionario dijo que su administración hará una convocatoria “incluyente, participativa, plural” para lograrlo, con voces de organizaciones civiles, universidades, institutos y representantes de la iniciativa privada. Para ello, explicó que hacia la primera semana de febrero presentará a un equipo de trabajo de alrededor de 12 integrantes que sin cobrar un solo centavo, elaborarán un proyecto de Constitución –la llamó Carta de Derechos para la Ciudad--que incluya planteamientos en temas de derechos humanos, mejora regulatoria, transparencia, equidad de género El funcionario destacó que la declaración de constitucionalidad de la reforma política abre la puerta a una “nueva comunicación en el federalismo mexicano”. No obstante, aclaró que su figura seguirá siendo “jefe de gobierno”, no gobernador. Sin embargo, reconoció que los costos para implementar la reforma política aún no están calculados por la Secretaría de Finanzas y que se deberá trabajar para realizar todo el cambio administrativo y de nomenclatura que esta decisión implica. El funcionario se limitó a comentar que la apertura de nuevas oficinas y ensanchamiento de la burocracia con la designación de concejales –como lo implica la reforma--, será “a costos compensados” y compactando cargos.

Comentarios