Alistan plan de emergencia en Yucatán por virus de zika

viernes, 22 de enero de 2016 · 17:57
MÉRIDA, Yuc. (apro).- La Secretaría de Salud del gobierno de Yucatán informó que llevarán a cabo un plan de emergencia epidemiológica para la entidad ante el riesgo de que el virus de zika, que se transmite por piquete de mosquito, se presente en la entidad. “Estamos en una emergencia y es posible que se mantenga todo el año”, anunció el secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, y aunque aclaró que hasta el momento no se ha detectado ningún caso de zika en Yucatán, se prevé que en los próximos meses pueda presentarse alguno. En conferencia de prensa, el funcionario dijo que el sector están preparado para hacer frente a la situación y en este momento tiene abasto de insecticida para combatir al vector los próximos seis meses. Recordó que el virus del zika lo transmite el mosco Aedes aegipty, igual que el dengue y el chikungunya, y los síntomas son fiebre, mialgias, edema, conjuntivitis severa y ronchas. Comentó que en México ya se tienen registrados 15 casos de ese padecimiento, empero, insistió, ninguno en Yucatán. Destacó que el zika al parecer afecta con más severidad a las mujeres embarazadas, y aunque no está totalmente comprobado, por los casos de microcefalia detectados en los últimos días en Brasil, en neonatos cuyas madres coincidentemente fueron picadas por el mosquito, se cree que el virus causa alteraciones en la formación del feto. “No habrá manera de que podamos controlar la natalidad, ya que esta enfermedad te puede dar en cualquier época del año, y a todos los ciudadanos fértiles, no es 100 por ciento seguro que el zika provoque la microcefalia o malformaciones, pero en los casos donde sucedió coincidió con la picadura de este mosco”, dijo. No obstante, dijo que dentro del plan de emergencia se prevé censar a las mujeres en edad reproductiva y embarazadas. Añadió que además se echarán a andar cinco campañas de descacharrización en este año, es decir dos más que el pasado, además de que se intensificarán las brigadas de control larvario, la capacitación del personal para la detección de la enfermedad, y el cerco a los posibles casos que se presenten. Aclaró que “hasta el momento se sabe que el zika es una enfermedad de bajo riesgo, que, aunque puede causar la muerte, es muy difícil que esta se dé”; no obstante, dijo que “no hay que bajar la guardia y hay que mantenernos atentos y evitando los criaderos de mosquitos”. En ese sentido llamó a la ciudadanía a apoyar a la autoridad evitando acumular cacharros o recipientes donde se acumule el agua y prolifere el mosquito.