Mezcla mexicana liga segundo día con ganancia y cierra en 22.77 dólares por barril

viernes, 22 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).—El precio de la mezcla mexicana de petróleo cerró con ganancias por segundo día consecutivo al cotizarse en 22.77 dólares por barril (dpb), 2.45 dólares más que el jueves pasado cuando cerró en 20.32 dpb, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex). El alza del precio del petróleo fue impulsada por el anuncio hecho por el Banco Central Europeo (BCE) sobre nuevas medidas que ayuden a impulsar la economía del viejo continente, además de una estabilización en los mercados financieros de China, así como por la ola de frío que cubre a Europa y América del Norte, con lo que se prevé una mayor demanda de combustible para calefacción. De esta forma el West Texas Intermediate (WTI) subió 2.66 dólares para ofertarse en 32.19 dólares por barril, lo que significa un aumento de 9.01% en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Mientras que el crudo del Mar del Norte o Brent, referente europeo, se situó en 32.18 dólares, 10% más que al cierre de la sesión anterior de 29.25 dólares en el International Exchange Futures (ICE). Pese al avance que tuvo el precio de la mezcla mexicana, esta presenta un desplome acumulado del 15.7% en los que va del primer mes del 2016. De acuerdo con Moody’s Investors Service estos bajos precios de la mezcla mexicana  “continuarán siendo mitigados por las coberturas petroleras de México”, a lo que también ayudarán “las mayores ganancias gubernamentales provenientes de las reformas fiscales”. Sin embargo, el panorama no deja de ser desolador ya que en el ámbito global, Moody’s ve un riesgo sustancial de que los precios pudieran recuperarse mucho más lentamente en el mediano plazo de lo que muchas compañías esperaban, así como un riesgo en el que los precios pudieran caer aún más. “Actualmente, la producción de petróleo excede la demanda por unos dos millones de barriles diarios, que se suman a las elevadas reservas petroleras globales (…) Además los productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros no pertenecientes continúan produciendo sin restricción en una batalla por conseguir participación de mercado”, precisó. A esto se le suma la incorporación de Irán al mercado petrolero mundial este año, después de que la ONU le retirara las sanciones; de hecho, este país está posicionado para agregar alrededor de 500 mil a un millón de barriles diarios. Para la agencia calificadora, “los precios bajos debilitarán aún más los flujos de efectivo para las compañías de exploración y producción, lo que ocasionará un deterioro mayor de los indicadores financieros”.

Comentarios