Apresuran construcción de mega hotel en Cancún ante polémica por el Malecón Tajamar

lunes, 25 de enero de 2016 · 14:40
CANCUN, Q. Roo (apro).- En medio de la polémica por la devastación del Malecón Tajamar, autoridades municipales aceleran los permisos para la construcción del hotel Riu Riviera Cancún, que tendría 563 cuatros, en una zona de humedales, colindantes con dos Áreas Naturales Protegidas (ANP) en Punta Nizuc, al sur de la zona hotelera de este destino turístico. El proyecto de inversionistas españoles ya cuenta con el aval del presidente municipal de Benito Juárez (Cancún), el priista Paul Carrillo de Cáceres, incondicional del gobernador Roberto Borge, pero su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aún está en evaluación en la Secretaria de Medio Ambiente y Recueros Naturales (Semarnat). Sin embargo el hotel cuya inversión estimada es de 95 millones de dólares y que sería el quinto hotel del grupo español en este destino vacacional, presenta objeciones por parte de gobierno federal. Un estudio de la Secretaría de Turismo (Sectur) advierte que la zona de Nizuc forma parte de 10 sitios de riesgo en el país por los efectos del cambio climático, pero esta advertencia fue omitida por el actual gobierno municipal. El edil priista fue quien abrió la puerta al proyecto Riu Riviera Cancún, cuando el 25 de agosto de 2014 modificó el PDU de Cancún, el cual apenas había sido actualizado en el ayuntamiento anterior resultado de una alianza entre el PRD y PAN. El 26 de enero de 2014, en sesión extraordinaria, el Cabildo del Municipio de Benito Juárez revocó el documento autorizado por la anterior administración para el período 2013-2030. En la exposición de motivos se estableció que el PDU aprobado por el ayuntamiento del PRD y PAN, “presentaba diversas anomalías legales y ambientales, además de omisiones administrativas en el proceso de conformación”. Como parte de los argumentos de la administración de Paul Carrillo para la invalidación del PDU, se destacó que en él se planteaban más de 220 cuartos hoteleros por hectárea en la zona turística, donde el límite era de 180, así como edificios de hasta 40 niveles en el centro de la ciudad y polígonos con hasta 250 viviendas por hectárea en nuevos asentamientos. El entonces presidente estatal del PRD, Julio Cesar Lara Martínez, acusó a Paul Carrillo de manipular el documento para beneficiar a algunos inversionistas. Paul Carrillo realizó una nueva consulta y el nuevo PDU fue aprobado el 25 de enero de 2014, pero no solo con votos a favor de la alianza PRI, PVEM y Panal, sino además del PAN y Movimiento Ciudadano, pero con el rechazo de Morena y el PRD. Uno de los proyectos favorecidos con el nuevo PDU de Paul Carrillo fue Riu Riviera Cancún. Alejandra Serrano, representante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), quien inició procesos administrativos contra la autorización de Riu Riviera Cancún, señaló que el PDU de Paul Carrillo permitió un mayor número de cuartos en el predio donde se prevé la nueva torre hotelera. El anterior PDU permitía hasta 75 cuartos por hectárea y tres niveles de altura y el aprobado a iniciativa de Paul Carrillo, establece una densidad neta de 270 cuartos por hectárea y máximo 565, con altura de 20 niveles o 70 metros. “Paul Carrillo abrió el PDU para permitir el proyecto del Riu Nizuc”, acusó Alejandra Serrano. Además señaló que esta nueva densificación para favorecer el proyecto del Riu Cancún fue aprobada por el Cabildo a pesar de que ya había una recomendación de la propia Sectur de que la zona de Punta Nizuc es de bajo impacto por su vulnerabilidad a los efectos del cambio climático. En el estudio se advierte que la zona de Punta Nizuc es “altamente vulnerable al cambio climático”, subrayó la representante del Cemda. El Cemda ha iniciado procedimientos para impedir la construcción de este proyecto y que el grupo español Riu insiste en llevar a cabo. El proyecto ya había sido rechazado por la Semarnat, que negó la autorización de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en terrenos forestales solicitado por el Grupo Riu, para construir su proyecto en la zona de Punta Nizuc. La negativa fue emitida el 20 de marzo pasado contra las especificaciones del proyecto de una torre de 15 niveles con 565 habitaciones en un predio de 20 mil 929.45 metros cuadrados. El proyecto fue rechazado, apuntó Serrano, pues el predio se ubica en la zona de influencia de dos ANP: Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté y el Parque Marino Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc Sin embargo, el proyecto fue modificado y vuelto a presentar a la Semarnat, con una “menor densidad” pero la nueva evaluación “está en fase final”, indico la abogada. Y aunque el consocio español le baje el número de cuartos y niveles, subrayó, el proyecto sigue dentro de una zona de influencia de dos ANP y en una zona “altamente vulnerable” en materia de cambio climático. Los grupos ambientalistas solicitaron a la Semarnat que someta la evaluación del proyecto a consulta pública. Además exigen aplicar otros criterios legales en la evaluación, en particular la Ley General de Cambio Climático, que entró en vigor hace unos tres años. El Cemda también interpuso un amparo contra el PDU por violaciones a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Quintana Roo, la Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, así como la Ley General de Cambio Climático, Sin embargo la administración de Paul Carrillo le abrió el PDU al Grupo Riu, y la Secretaria Municipal de Ecología y Desarrollo Urbano le expidió la licencia de construcción. Por su parte la Sala Constitucional y Administrativa del Poder Judicial de Quintana Roo declaró la suspensión de la licencia de construcción por inconsistencias en los procedimientos. Y de acuerdo con Alejandra Serrano el proyecto no solo presenta deficiencias en materia ambiental, sino también es inviable a partir de los criterios económicos. “El proyecto es vecino de dos hoteles de bajo impacto. Se trata de dos hoteles sustentables, que representan una alta derrama económica. Si se lleva acabo el Riu Riviera Cancún modificará el paisaje de la zona”, advirtió.

Comentarios