El Comité Olímpico Internacional abre las puertas a atletas transexuales

lunes, 25 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- El Comité Olímpico Internacional (COI) publicó las reglas que permitirán a los atletas transexuales participar en competencias deportivas. Un grupo de médicos, científicos, abogados y fisiólogos que se reunieron en noviembre convocados por la Comisión Médica y Científica del COI redactaron la reglamentación que permitirá a los hombres que han cambiado de sexo competir sin necesidad de operarse. En tanto, las mujeres que se conviertan en hombres podrán participar sin ninguna restricción. “La obligación de someterse a una operación para participar no es necesario para asegurar una competición justa y va en contra de los derechos humanos”, aseguró el COI. Aunque aún no han sido aprobadas oficialmente, el organismo olímpico publicó en su sitio de internet las normas que deberán cumplir los hombres que deseen competir como mujeres. Se trata de una serie de condiciones para evitar que tengan ventaja. De esta manera, el nivel de testosterona en suero –la hormona masculina que da fuerza y velocidad como ventajas de hombres sobre las mujeres– debe ser inferior a 10 nanogramos por litro durante al menos los 12 meses anteriores a la competición en que se desea participar. Estos atletas deberán someterse a terapias hormonales. La deportista que declare que su identidad de género es mujer no podrá cambiar de género, a efectos deportivos, durante al menos cuatro años. La segunda parte del acuerdo del COI se refiere a la participación de mujeres con hiperandrogenismo, aquellas que por razones genéticas producen la misma cantidad de testosterona que los hombres y a las que diferentes federaciones prohíben participar si no se someten a tratamientos hormonales que reduzcan su producción de hormona masculina. Recientemente, el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS por sus siglas en francés) declaró nula la reglamentación que la federación internacional de atletismo (IAAF) implementó a raíz del caso de la sudafricana Caster Semenya –campeona mundial de 800 metros en Berlín 2009– a la que obligó a someterse a un tratamiento hormonal para reducir su producción endógena de testosterona. En el documento, el COI pide a la IAAF que recurra al TAS si quiere volver a instaurar la reglamentación que evite que atletas “con ventaja” por producir más testosterona participen en competencias.

Comentarios