Fracasan operadores de Moreno Valle ante PRD; éste hará alianzas sólo con la izquierda

lunes, 25 de enero de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- Pese a un operativo policiaco y a los intentos por bloquear la sede de la reunión del Consejo Estatal del PRD, integrantes de las corrientes Frente Independiente de Izquierda (FIP) y Alternativa Democrática Nacional (ADN) rechazaron la alianza electoral con el PAN y aprobaron que en la entidad este partido sólo haga acuerdos con PT, Movimiento Ciudadano (MC) y Morena. Con esta determinación fracasaron los operadores del gobernador Rafael Moreno Valle, quienes desde la semana pasada convocaron a la sesión del Consejo de este día sin tomar en cuenta al presidente de ese órgano, Eric Cotoñeto y a la dirigente estatal Socorro Quezada, para tratar de aprobar un acuerdo a favor de la alianza electoral del PRD con el PAN en los comicios para gobernador. Las perredistas Mayra Sánchez, secretaria del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), y Teresa Cortés, consejera estatal, denunciaron previo a la sesión del Consejo que operadores del gobierno estatal, integrados en la corriente Nueva Izquierda (NI), ofrecían a los consejeros de 5 mil a 50 mil pesos por aprobar el acuerdo por la alianza con el PAN. Además, aseguraron que los operadores de NI ocuparon las 24 habitaciones, así como las cabañas, del hotel Gran Misión, de la exHacienda de Chautla, donde se realizó la sesión del Consejo perredista. Con un costo por habitación de 2 mil pesos, NI pagó más 50 mil pesos para tratar de tener bajo control la asistencia a la reunión perredista. Igual, los integrantes de la corriente ADN aseguraron que la víspera el gobernador Moreno Valle tuvo una cena con los alcaldes perredistas donde les pidió operar a favor de su acuerdo aliancista. Esta mañana, retenes policiacos, en los que se preguntaba a los transeúntes su destino, circundaban la exHacienda de Chautla. La Secretaría de Formación del Comité Ejecutivo Nacional del PRD incluso denunció a través de su cuenta de Twitter que con un tractor se obstruía la entrada al hotel para dificultar el ingreso de los perredistas de otras corrientes. La exdiputada Roxana Luna Porquillo denunció que la Policía Estatal retuvo en el Arco Oriente un autobús en el que viajaban 40 militantes que pretendían participar en la reunión del Consejo del PRD. Pese a todo, los integrantes de ADN y FIP lograron llegar hasta la entrada del salón donde los morenovallistas, encabezados por Jorge Benito Cruz Bermúdez, vicepresidente de la mesa directiva y funcionario estatal, habían iniciado la reunión a puerta cerrada. A empujones, los perredistas abrieron las puertas del lugar para ingresar y abrir paso a los periodistas que habían llegado al lugar pero se les había impedido el acceso. Luego de que la sesión del Consejo inició, Cruz Bermúdez decretó un receso de dos horas para tratar de dar tiempo, ya que el número de consejeros de las corrientes opositoras a la alianza con el PAN superaban en número a los morenovallistas. Cotoñeto, como presidente de la mesa directiva, reinició la sesión con la presencia de 128 consejeros y citó que, según los estatutos del partido, el retiro de los demás consejeros no afectará las decisiones que se tomen en la misma. Tras esto, se votó por una política de alianzas para los comicios de este año que sólo tomará en cuenta a los partidos de izquierda, como el PT, MC y Morena. En la sesión estuvieron presentes representantes del CEN perredista que anunciaron que llevarán a los órganos partidistas la denuncia sobre el operativo que montó Moreno Valle para tratar de manipular las votaciones de este día. De acuerdo con analistas políticos, la operación para lograr concretar la alianza PAN-PRD que fracasó este día fue encargada por el mandatario estatal al diputado federal Luis Maldonado Venegas y al secretario de Gobierno Diódoro Carrasco. Por la tarde, Cruz Bermúdez convocó a una rueda de prensa para informar que otra sesión de Consejo se celebró en el Salón Grand Misión, en el mismo hotel, pero sólo con los integrantes de NI, quienes aprobaron la alianza con el PAN. El funcionario estatal defendió la legalidad y validez de esa reunión y sus acuerdos, al asegurar que el cambio de sede del Consejo se realizó con la mayoría de los integrantes de  la mesa directiva. También dijo que el acuerdo a favor de la alianza con el PAN contó con 113 votos. Sin embargo, los representantes del CEN afirmaron que la sesión de NI carecía de legalidad, pues el cambio de sede no se comunicó a la totalidad de los consejeros en tiempo y forma.

Comentarios