Congreso Nacional Ciudadano convoca a marcha anti Peña

domingo, 2 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El Congreso Nacional Ciudadano convocó a una marcha para “sacar” al presidente Enrique Peña Nieto de la residencia oficial de Los Pinos el próximo 21 de noviembre. El líder del Congreso, Gilberto Lozano, quien ha sido ejecutivo de compañías como Grupo Alfa, de la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, de Coca-Cola Femsa, además de pasar por la presidencia del club de futbol Rayados de Monterrey se plantó frente al Palacio Nacional, en la plancha del Zócalo y alzó la voz contra Peña Nieto: “Quiero decirles mexicanos, no hablándoles desde partidos políticos, ni de sindicatos, no de gente muerta de hambre que se vende por una torta, el 21 de noviembre vamos a sacar a Peña Nieto de Los Pinos… Vamos a venir de todo México, ya hay 18 estados organizados para estar en el Monumento de la Revolución, la revolución que nos ha sido robada y que Victoriano Huerta, disfrazado de Peña Nieto, sigue robándonos la revolución”. Lozano, quien en el año 2000 cuando Vicente Fox llegó al poder,  ocupó el puesto de oficial mayor en la Secretaría de Gobernación por unos meses; no tuvo poder de convocatoria para anunciar la marcha del próximo 21 de noviembre del Monumento de la Revolución a Los Pinos. De hecho, estaba prevista la presencia de Javier Sicilia, el padre Alejandro Solalinde, Paco Ignacio Taibo, entre otros, pero sólo el activista Julián Lebarón lo acompañó. “Exigirle a Peña que se vaya”: Lebarón Lebarón, quien vivió el secuestro y asesinato de su cuñado Alfredo Apodaca; su tío Raúl Rascón, sus amigos Miguel Mota y Luis Widmar, y de su hermano Benjamín lanzó: “Nosotros estamos hartos de que nos vendan un servicio de seguridad, de justicia, educación, de petróleo que ni es nuestro y cuesta el doble… Nosotros pretendemos construir un nuevo poder en México capaz de retirarles el poder a los tiranos, a quienes abusan. Si aspiramos a la política, si aspiramos a las mismas herramientas que ellos usan”. Pese a las ausencias de los líderes y las escasas 15 personas que se acercaron a escuchar bajo el sol a plomo, Lebarón continuó el reproche al gobierno: “El grito es unánime, exigirle a Peña que se vaya, tenemos Ayotzinapa, Tlatlaya, 28 mil desaparecidos y decenas de miles de asesinados. La impunidad es total, no sabemos quiénes están desapareciendo, ni quiénes nos están asesinando, pero sabemos perfectamente quién es responsable de la seguridad de nuestro país y de nuestras comunidades. El llamado es exigirle cuentas a estas personas y poder remover a cualquier funcionario”. Según el líder del Congreso Nacional Ciudadano, a la marcha asistirán grupos de 15 estados y aseguró que el movimiento ya tiene más de un millón de gentes en 3 mil 76 células ciudadanas. “Vamos a hacer una marcha de lo que llamamos la segunda fase de renuncia ya, la primera fue el 15 de septiembre y muchas organizaciones. Aquí no es uno el protagonista, tenemos que ser todos, no espectadores, ni tampoco políticos… este 21 de noviembre va a ser un parteaguas histórico. Se les acabó la fiesta a los bandidos”, gritó. Sobre los convocados que no asistieron al llamado se limitó a decir que “el mexicano no era desconfiado, le sopla el cogote porque ya se quemó con leche. Javier Sicilia anda con sus broncas, Rafael Loret de Mola dijo que contemos con él y lo mismo del padre Solalinde, de Fernández Noroña no lo tengo claro; de Pedro Ferriz no sé qué traiga, si es mover a México o anda buscando la silla”. Y sentenció: “Yo distingo muy claro, andan luchando por una silla o andan luchando por México, quiero ver. Ahí tenemos que ser muy claros, quienes luchan por México y quienes andan haciendo arengas para que voten con él. La primera es desconfianza, el que puedan tener agenda política. El 21 de noviembre vamos a saber quién es quién”.