Con cuotas partidistas, Senado elige a 7 nuevos magistrados del TEPJF

jueves, 20 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un claro reparto de “cuotas” partidistas, los coordinadores de las bancadas del PRI, PAN y PRD en el Senado de la República aprobaron a los siete nuevos magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que encabezarán este organismo de forma escalonada por nueve, seis y tres años a partir del próximo 4 de noviembre. En lo que es considerada como la “decisión más importante” en vísperas de los comicios estatales de 2017 y la sucesión presidencial del 2018, los coordinadores del PAN, Fernando Herrera, y del PRI, Emilio Gamboa, afirmaron que se decidió “por consenso”, aunque admitieron que el PT no se sumó. Coordinados por Manuel Bartlett, los senadores de éste último manifestaron su desacuerdo con el procedimiento. La senadora petista Layda Sansores calificó la selección como un proceso “fraudulento, ilegal y dañino” porque no se establecieron los criterios claros para definir por qué unos estarían nueve años, otros seis y otros tres. “Pocos saben en qué sótano, cantina o yate se tomó la decisión”, ironizó la legisladora campechana desde la tribuna. Por 100 votos a favor, los senadores eligieron para que estén por nueve años en el TEPJF a Mónica Aralí Soto Fragoso,  exmagistrada de la sala regional de Guadalajara apoyada por el coordinador priista Emilio Gamboa Patrón; a Janine Madeline Otálora Malassis, con carrera en el Tribunal y apoyada por el PRD con 96 votos a favor, y a Felipe de la Mata Pizaña, magistrado de sala regional especializada y apoyado por el PAN, electo por 96 votos a favor. Para un periodo de seis años fueron electos Felipe Fuentes Barrera, cercano a Humberto Castillejos, consejero jurídico de la Presidencia de la República por 96 votos a favor; y a Reyes Rodríguez Mondragón, excolaborador del senador panista Roberto Gil Zuarth, y quien fue magistrado de la Sala Regional de Monterrey, por 97 votos a favor. José Luis Vargas, extitular de la Fiscalía para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE), apoyado por el PRI y cuestionado en el último proceso de jaloneo partidista por el senador panista Ernesto Cordero, fue electo por tres años y tuvo 95 votos a favor. Por el mismo lapso fueron votados Indafer Infante González, exconsejero de la Judicatura con apoyo del PRD y 88 votos a favor. En su discurso, la senadora independiente Martha Tagle afirmó que esta decisión se tomó por el método de “caja negra” y fue procesada en el seno de la Junta de Coordinación Política. Criticó que varios de los aspirantes enviados por el Poder Judicial carecían de conocimiento especializado en materia electoral. Al presentar el dictamen, el senador Fernando Yunes destacó el trabajo realizado por la Comisión de Justicia en el análisis a las siete ternas enviadas por el Poder Judicial con 21 candidatos, que incluyeron comparecencias en el mes de septiembre, a través de audiencias públicas con una duración de 30 horas. Yunes abogó por un proceso “más flexible”, con participación de la sociedad civil tanto en la elección de los ministros de la Suprema Corte como en el TEPJF.  

Comentarios