Padres de los 43 de Ayotzinapa esperan frutos de la visita de la CIDH

miércoles, 26 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al cumplirse dos años y un mes de la desaparición forzada de los 43 normalistas, padres de las víctimas y sus abogados se reunieron con el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, en Washington, a quien le advirtieron que confiarán en el organismo hasta ver su trabajo. Mario González, uno de los padres que participaron en la reunión privada con el sucesor de Emilio Álvarez Icaza, dijo en entrevista telefónica que acudieron a la sede de la CIDH para reiterar la confianza que tienen los padres de familia en que el Mecanismo de Seguimiento de las medidas cautelares para localizar a sus hijos, rinda frutos. González, padre de César Manuel González, explicó que el equipo del organismo internacional llegará a México el 9 de noviembre, dará una conferencia de prensa y acudirá a la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa para presentar su plan de trabajo ante los padres y madres de los 43 desaparecidos. Don Mario González señaló que de acuerdo a lo expresado por el secretario ejecutivo, “hay el pleno compromiso de la CIDH para que se cumplan las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)”. Sin dar los nombres de los integrantes del mecanismo de seguimiento, a nombre de los 43 padres de familia de los jóvenes desaparecidos, González apuntó que en el encuentro con el secretario ejecutivo de la CIDH, no expresaron aún su plena confianza en esos expertos. “Como les dijimos a los del GIEI cuando los vimos, la confianza se gana, vamos a ver cómo trabajan para ayudar a localizar a nuestros hijos y saber qué paso la noche del 26 de septiembre (de 2014)”, apuntó don Mario. También se reunieron con Paulo Abrao, José Antonio Tizapa y Felipe de la Cruz, así como el director del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, Mario Patrón Sánchez, y el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Isidoro Vicario.

Comentarios