Investiga EU denuncias por corrupción contra OHL en México

jueves, 27 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Estados Unidos investiga también a la empresa OHL por las denuncias de corrupción en México. De acuerdo con información del diario digital de España El Mundo, la United States Securities and Exchange Commission (SEC), la Comisión Nacional del Mercado de Valores estadounidense, investiga la denuncia de sobornos a unos empresarios mexicanos, estrechamente relacionados con el presidente de México Enrique Peña Nieto. La SEC centra sus pesquisas, preliminares en la firma estadounidense Barrier Systems Sales and Service LLC, cuya matriz es la también norteamericana Lindsay Corporation, que consiguió un contrato público en el Estado de México de 19.6 millones de dólares para vender unas máquinas de control de barreras móviles para autopistas. Esos equipos, dice la nota de El Mundo, estaban destinados a su uso en la autopista Viaducto Bicententario, y se vendieron a otra empresa mexicana llamada Operadora Barrier de México SA, cuyo nombre se asemejaría al de una posible filial de la estadounidense, pero que en realidad no tenía nada que ver con aquella, asegura el denunciante. Éste sostiene también que la sociedad mexicana se creó apenas mes y medio después de que se licitara el concurso público, y que OHL México le compró las máquinas de barreras móviles por al menos el doble de los 19.6 millones de dólares originales. La diferencia de precio habría constituido, pues, el soborno. Según el registro mercantil mexicano, uno de los consejeros de la empresa que vendió las máquinas a OHL es Ricardo Arturo San Román -amigo del presidente Peña Nieto, asegura el denunciante- al que habría vendido una mansión cuando el actual mandatario era, en el año 2007, gobernador del estado de México, el que precisamente licitó el concurso. Los problemas llegaron cuando la empresa Infraiber recibió el encargo del gobierno mexicano de auditar las autopistas privatizadas. El gasto en las máquinas de barreras móviles, presuntamente innecesarias para la autopista y por ello arrumbadas bajo un puente desde su compra según Infraiber, ha sido denunciado por el abogado de la auditora a la SEC, ya que la empresa americana supuestamente dio órdenes a OHL México, afirma la denuncia, para que le comprara las máquinas a su falsa filial mexicana. La SEC investiga así la relación entre la empresa de su país y la mexicana, así como la compra de las máquinas por parte de OHL México. El pasado 11 de octubre se asignaron dos analistas de la SEC a este caso, según la documentación a la que ha accedido El Mundo, medio digital al que OHL ha subrayado que la SEC no investiga directamente ni a la matriz española ni a su filial mexicana. También afirma que fue la Barrier System de EEUU la que dirigió a la constructora a su presunta filial mexicana, por tener ésta la licencia en exclusividad para vender las máquinas en ese país. Además, según OHL, el precio no fue en absoluto inflado, porque incluía el montaje de una fábrica para producir 22 kilómetros de barreras móviles.

Comentarios