Con Duarte llegó un 'tsunami de terror”, destaca el periodista Noé Zavaleta en Oaxaca

viernes, 28 de octubre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- Con Javier Duarte llegó un “tsunami de terror” porque superó a los gobiernos mafiosos, incompetentes, corruptos y con ciertas ligas criminales, consideró el periodista Noé Zavaleta durante la presentación de su libro El infierno de Javier Duarte, crónicas de un infierno fatídico. El corresponsal de la revista Proceso en Veracruz manifestó que con el gobernador con licencia y prófugo de la justicia se dio paso a células criminales, mientras que él “se la pasaba chévere”. También recordó que hace siete años los veracruzanos pensaron que el “tsunami del terror” venía de Tamaulipas, pero ahora éste puede alcanzar a Oaxaca, Puebla y Tabasco. Respecto del proceso judicial de Duarte de Ochoa, su expulsión del PRI, su fuga, sus propiedades y las detenciones de sus excolaboradores compendian una novela que no se va a creer hasta que estén tras las rejas los implicados de saquear Veracruz. Mencionó que “estábamos acostumbrados a tener gobiernos mafiosos, incompetentes, con ciertas liga criminales, pero Duarte los superó. Lo que es más, con asesores como (el exgobernador) José Murat y Enrique Jackson, con esos maestros y asesorías se formó Javier Duarte de Ochoa”. Zavaleta mencionó que su agenda como reportero era leve o ligth hasta el 2001 y 2003, cuando la mayor trascendencia era los estragos causados por un huracán, y ahora con Duarte su sexenio se resume en mil desaparecidos, donde Veracruz ocupa el primer lugar con desapariciones forzadas, por encima de Tamaulipas, y 450 arraigados por la Seido por delincuencia organizada, delitos contra la salud, 10 u 11 fosas clandestinas y casi una veintena de periodistasasesinados, El autor del libro dijo que la obra sintetiza mucho trabajo de campo, crónicas, solicitudes de transparencia por aproximadamente un año, aunque también comentó que el asesinato del fotorreportero Rubén Espinosa también lo motivo a emprender el proyecto, pues “son 19 muertos, y lo más lamentable es que sólo un caso esté resuelto, el de Gregorio Jiménez; entones, lo más lamentable es la espiral de impunidad, ya que son mil 600 días del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, y sólo un presunto responsable está detenido”. Sin embargo, dijo que el periodismo es lo que le apasiona y “no nos podemos esconder debajo de la cama, si se tienen sus riesgos, pero con Rubén –también colaborador de Proceso-- se llegó a decir ¡basta de esta espiral de violencia!”. En el marco del quinto aniversario del portal de noticias www.pagina3.mx, Noé Zavaleta reconoció que hay tres clases de periodistas, los de vocación que son críticos, a los que los políticos les mientan la madre o les cierran las puertas en los gobiernos de los tres niveles; también están los ‘textoservidores’, a los que Javier Duarte cooptó con viajes a España o se los llevó al Vaticano, y hay hasta empresas fantasma en las que aparecen medios de comunicación, y finalmente están los ‘narcorreporteros’.

Comentarios