'Basta de corrupción”, exige el abogado Paulo Díez al presidente Peña

miércoles, 5 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El abogado y vocero de Infraiber, Paulo Díez Gargari, entregó a la Presidencia de la República una carta, que fue recibida ayer martes, en la que denuncia un “grosero acto de corrupción”, donde se involucra al titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, así como a un directivo de la empresa OHL. En la misiva, enviada a diferentes medios, se asegura que hubo una “ilegal” ampliación del plazo de la concesión y la autorización de incrementos “extraordinarios” de tarifa en la autopista Amozoc-Perote, concesionada a OHL. Díez sostiene que el retraso en el inicio de operación de la autopista es resultado de un “incumplimiento” de OHL, razón por la que fue sancionada por la propia SCT. “OHL simplemente se retrasó 4 años y 7 meses. No lo digo yo. Lo dijo la SCT en un arbitraje iniciado por OHL, que fue resuelto definitivamente en favor de la SCT y en contra de OHL”, reveló el litigante. Aparte de la carta entregada en Los Pinos, el litigante anexó copia del laudo arbitral referido, “en el que se deja constancia de los pronunciamientos de la SCT en relación con los incumplimientos, el dolo y las artimañas de OHL”. No obstante --acusa Paulo Díez-- después la postura de la dependencia federal cambió, cuando OHL “estuvo representada en este arbitraje por el exdirector general de Asuntos Jurídicos de la SCT (el que ocupaba ese cargo en la fecha en que se otorgó la concesión) y asesor jurídico de Ruiz Esparza. No se puede tolerar este cinismo”. Por ello consideró que “estamos aquí frente a un gravísimo caso de corrupción planeado, autorizado y ejecutado durante la administración del presidente Peña. Estamos frente a uno de esos casos en que el presidente prometió no tolerar ni permitir”. “Le reitero mi solicitud en el sentido de que el gobierno federal a su cargo inicie a la brevedad una investigación seria que permita determinar si OHL pagó a Ruiz Esparza y/o a cualquier otro empleado público, directa o indirectamente, en dinero o en especie, cualquier tipo de soborno por el otorgamiento de la segunda modificación. ¡Ya basta de corrupción, señor presidente! Ruiz Esparza debe dejar de proteger los ilegítimos intereses de OHL, y su gobierno debe dejar de proteger a Ruiz Esparza”, reclama en la misiva. También advierte que “ha llegado la hora de que su gobierno confirme en los hechos la existencia, validez y efectividad del compromiso de combate a la corrupción manifestado por usted públicamente”.

Comentarios