Critica López Obrador envío de militares a Guanajuato

domingo, 9 de octubre de 2016
GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Hay un repunte de la inseguridad y la violencia en Guanajuato y en todo el país por la estrategia fallida que viene desde el expresidente Felipe Calderón y sigue con Peña, dijo Andrés Manuel López Obrador, para quien el envío de militares a Guanajuato, como ha ocurrido en otras entidades, no es la solución de fondo; “no se puede apagar el fuego con el fuego y enfrentar la violencia con violencia; la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”. “Se roban trenes y en vez de atender la necesidad de la gente que roba porque no hay trabajo o tiene hambre, mandan mil soldados”, afirmó sobre el envío de refuerzos del Ejército a la entidad, específicamente para enfrentar el robo de hidrocarburos en tomas clandestinas y los asaltos al tren. El dirigente nacional de Morena concluyó este domingo una gira de cuatro días por varias ciudades de Guanajuato, y estuvo por la mañana en la Plaza de la Paz, en el centro de la capital, donde fustigó a los panistas que desde hace 25 años gobiernan la entidad sin haber abatido la pobreza, comenzando por el expresidente Vicente Fox Quesada, a quien achacó una riqueza mal habida. “En Guanajuato es lamentable lo que sucede, 25 años de gobiernos del PAN se han dedicado a saquear… ese Márquez (el gobernador Miguel Márquez) es una tapadera del anterior (Juan Manuel Oliva); hay desempleo, se rechaza a los jóvenes que quieren estudiar, mucha violencia. ¿Para qué sirven entonces los panistas, no que ellos representaban el cambio? Puro cuento”. Respecto a Fox Quesada, quien desde Los Pinos gestó el proceso de desafuero contra él siendo candidato presidencial –como lo ha reconocido en varias ocasiones–, López Obrador dijo que el expresidente debería ser investigado financieramente. “Cuando entró a la presidencia estaba quebrado, cuando estaba de presidente amplió su rancho, adquirió 300 hectáreas, hasta lago artificial tiene… pensión del gobierno y además recibe dinero del erario para su fundación, por eso llamó a votar por Peña Nieto y sigue protegiendo a Peña Nieto”, acusó. Esta colusión para imponer un modelo económico y de gobierno no ha permitido resolver el problema de fondo que ahora deriva en la inseguridad prevaleciente, señaló AMLO. “No quieren cambiar la política económica porque no quieren dejar de robar –continuó al dirigirse a cerca de cien personas que se reunieron en la Plaza de la Paz–; creen que van a enfrentar el problema sólo con soldados, policías, marinos, cárceles y amenazas de mano dura y leyes más severas (pero) no se puede apagar el fuego con el fuego”. En contraparte, el dirigente de Morena planteó que el acceso de los jóvenes a oportunidades de estudio y empleo “sí serían maneras” de resolver la problemática mencionada. Recordó que en diez años del sexenio de Felipe Calderón y lo que va del de Enrique Peña Nieto, la violencia ha cobrado un millón de víctimas porque ambos han pretendido resolver la inseguridad con medidas coercitivas, y así se quiere hacer en Guanajuato. En entrevista antes de la reunión con ciudadanos y simpatizantes, el exjefe de gobierno de la Ciudad de México señaló que la corrupción y la descomposición social han favorecido el contubernio entre delincuencia y autoridades, y sus consecuencias se manifiestan en todo el país con la grave crisis de inseguridad. “Afortunadamente ya falta poco, son 20 meses los que faltan, habrá un cambio de régimen, no va a ser alternancia únicamente, cambiaremos la estrategia económica”, anunció. Pidió a los presentes organizarse en comités de Morena y orientar a la población sobre la compra del voto que, anticipó, harán los demás partidos en la próxima elección presidencial para impedir su triunfo pues “vamos arriba en las encuestas, pero es muy grande el animal que tenemos enfrente”. Sugirió utilizar para ello las redes sociales y el periódico Regeneración “porque ya ustedes saben que la prensa y los medios convencionales están muy controlados”.

Comentarios