SFP investiga a funcionario de la SE por elaborar normas en beneficio de empresas

viernes, 11 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que continúa la investigación al director general de Normas de la Secretaría de Economía, Alberto Ulises Esteban Marina, debido a que sigue en el ejercicio de sus funciones pese a estar suspendido por no presentar su declaración patrimonial. El funcionario fue inhabilitado del 31 de octubre al 14 de noviembre de 2016, cuando trabajaba en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). No obstante, el pasado 7 de noviembre dirigió el segundo taller internacional de la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (Copant). Actualmente, el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Economía, encabezado por Jorge Romero Soto, inició una investigación porque Esteban Marina presuntamente elaboró normas a la medida de los empresarios. El funcionario también es señalado junto con la directora de Normalización Internacional, Karla Fernández Sánchez, por elaborar Normas Oficiales Mexicanas en beneficio de las empresas. De acuerdo con la investigación, otorgó la solicitud de certificación de productos de hierro y acero de la empresa Certificadora Mexicana Internacional de Guillermo de Carcer, encargada de hacer la evaluación del acero que importa México, pese a que la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), encabezada por Mario Emilio Gutiérrez, detectó varias anomalías. Más denuncias En el 2011, la empresa de tubería de polietileno ADS Mexicana denunció a Esteban Marina ante la Procuraduría General de la República (PGR) por abuso de autoridad y otros delitos. Para entonces fungía como gerente de Cuencas Transfronterizas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a cargo de José Luis Luege. La queja fue porque el funcionario negó la ratificación de la certificación a la empresa dedicada a la producción de tubería de polietileno de alta densidad corrugado que se usa en sistemas de alcantarillado del país. Por ello, la compañía no pudo comercializar toneladas de polietileno para obras públicas de infraestructura hidráulica del país. Esa acción le produjo pérdidas de cinco millones de pesos en cinco meses. La decisión del empresario benefició a Amanco México, parte de la constructora Mexichem, creada el 30 de junio de 1978. Mexichem se dedica a la elaboración de productos químicos, petroquímicos, ácido fluorhídrico y a la extracción de fluorita. La presiden Juan Pablo Valle Perochena y sus hijos. Se trata del principal fabricante de tubos PBC en el mundo. De 2006 a 2015 aumentó 15 veces sus ventas. Mexichem estuvo involucrada en la venta de la mitad de la planta de Pajaritos, de Petróleos Mexicanos (Pemex), mediante la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo (PVM). El 20 de abril de este año se registró una explosión en la Planta Clorados III de ese complejo petroquímico administrado por PVM y que, el 30 de julio de 2013 --días antes de que se presentara la reforma energética que permite la participación de capital privado en Pemex--, había sido desincorporada por el presidente Enrique Peña Nieto. Esteban Marina también ha sido señalado por beneficiar a Grupo Modelo, de Ricardo Tadeu, con normas de certificación sobre bebidas alcohólicas elaboradas “a modo” de la empresa y de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) de Vicente Yáñez. Por eso Esteban Marina fue sancionado pero no acató la resolución pues en notas periodísticas se informó que el funcionario de la SE inauguró el segundo taller de la Copant. Ahí aseguró que esa actividad “nos va a enriquecer mucho como región para poder tener resultados y facilitar el comercio internacional”.

Comentarios