Mexicanos Primero exige transparencia en partidas presupuestales

martes, 15 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización Mexicanos Primero manifestó su preocupación por los recortes a varios de los programas clave “para el derecho a aprender de los niños y jóvenes de México”, así como la falta de transparencia y la rendición de cuentas en la elaboración del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017. En ese sentido, demandó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que publique la información detallada de todas las partidas presupuestales, mientras que al Poder Ejecutivo y al Congreso de la Unión les pidió que evalúen los programas antes de modificarlos, y que atiendan las evaluaciones positivas ya confirmadas, “como no pasó en el caso del Programa de la Reforma Educativa (PRE)”. En un comunicado, la organización aplaudió la recuperación de algunos rubros fundamentales, como el Programa de Fortalecimiento a la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil, el Programa Nacional de Becas y el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE). También reconoció “la sensibilidad de las autoridades para evitar el recorte de recursos financieros a algunas tareas inaplazables en la implementación del proyecto de transformación educativa”, ya que sin presupuesto, añadió, cualquier cambio pierde rumbo y pierde apoyo. Destacó que el gasto es uno de los principales instrumentos de política pública para hacer realidad o entorpecer todo proyecto educativo, por lo que “resultan preocupantes los recortes registrados a varios de los programas clave para del derecho a aprender de los niños y jóvenes de México, así como la falta de transparencia y la rendición de cuentas en la elaboración del presupuesto: los analíticos de dicho presupuesto serán publicados hasta un mes después de su aprobación”. De manera particular, Mexicanos Primero llamó la atención sobre dos programas “que ponen en riesgo la aprobación de un gasto educativo que sea justo e incluyente”. Precisó que por un lado persiste la confusión entre el PRE y el Programa de Escuelas al CIEN. El PRE construye capacidades y autonomía escolar, mientras el segundo se concentra en infraestructura. Una reducción del 71.9% en el primero lastima las condiciones de aprendizaje para los que menos tienen, detalló. Por otro lado, añadió, medir el avance en la garantía del derecho a aprender requiere de un instrumento para evaluar el aprendizaje de todos los alumnos, y esa es la razón de ser del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea). “El monitoreo efectivo y un sistema adecuado de retroalimentación sobre el ejercicio del gasto es necesario para evitar ineficiencias en el mismo”, concluyó.