Soberanía y protección a connacionales no son negociables: Peña Nieto

martes, 15 de noviembre de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- De cara a la nueva relación que impone la llegada de Donald Trump al gobierno de Estado Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que México privilegiará el diálogo pero no negociará la soberanía, el interés nacional ni la defensa de los connacionales en el extranjero. Al reconocer que el nuevo capítulo que se abre en la relación México-Estados Unidos genera “una constante incertidumbre”, el primer mandatario aclaró que su gobierno “seguirá haciendo del diálogo”, la vía para encontrar “coincidencias”. Peña Nieto participó en la Cumbre de Negocios 2016 que se celebra en Puebla y en la que participan líderes empresariales de México y el extranjero. Ahí apuntó que con la nueva administración de Estados Unidos su gobierno dialogará alentado por tres valores centrales: “… La palabra y la razón son, sin duda, el mejor medio para la convivencia entre personas y naciones; habremos de trabajar con enorme pragmatismo, para acodar lo que es útil y conveniente para México y para toda Norteamérica; y siempre en defensa de principios básicos que nos son negociables, como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales”, declaró. En su discurso, el mandatario mexicano alentó a los empresarios a mantener un optimismo sobre el futuro del país, dejar a un lado los partidismos e intereses particulares para trabajar por México como una sola razón. “Hay quienes dicen que no habría razón para ser optimistas sobre el futuro de nuestro país, pero yo más bien pregunto: ¿Cómo no serlo?”, cuestionó. El Ejecutivo detalló que México tiene una ubicación privilegiada al ser el puente entre América Latina y América del Norte, así como entre Asia-Pacífico y el Atlántico y cuenta con 120 millones de mexicanos “cada vez mejor preparados y más participativos en la construcción de nuestro país”. Además, hizo mención de las 13 reformas estructurales que se implementaron entre 2012 y 2014, así como la aprobación del paquete presupuestal 2017--que dijo “es responsable” y preservará la estabilidad macroeconómica del país--, así como el hecho de que por primera vez Pemex publicó un plan de negocios que pone a la rentabilidad de la empresa como principal objetivo. “Con todos estos avances en México, queda claro que hay razones para ser optimistas”, subrayó. “Tengamos confianza en nosotros mismos, así como certeza en el futuro que juntos estamos construyendo”. El titular del Ejecutivo mencionó que aunque se visualiza un nuevo capítulo en la relación con Estados Unidos, no será un obstáculo para el crecimiento del país. “No hay más regidor de nuestro destino que nosotros mismos”, puntualizó. “Tenemos que convertir este reto en oportunidad y debemos hacerlo con determinación, con enorme confianza en nosotros mismos, y muy especialmente en una gran unidad nacional”, enfatizó.

Comentarios