Admite AMLO encuentros con empresarios 'para recoger sus puntos de vista”

lunes, 28 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que se ha reunido con empresarios y ejecutivos de finanzas de Monterrey, Tijuana, Chihuahua, Nueva Rosita y Querétaro “para recoger sus puntos de vista”. Por ejemplo, “hoy he desayunado con mi amigo Alfonso Romo, quien me ayuda a establecer comunicación con la iniciativa privada. El tema que tratamos fue el de los 50 Compromisos que dimos a conocer el 20 de noviembre pasado. Vamos a presentar este plan al sector empresarial porque necesitamos recoger sus puntos de vista”, indicó en su cuenta de Facebook. Y la víspera el tabasqueño escribió en Twitter sobre la muerte del comandante Fidel Castro, registrada el pasado viernes 25. “Murió el comandante Fidel Castro. Nadie le pudo quitar la dicha de haber conducido a su pueblo para hacer realidad la independencia de Cuba”. En un video difundido en Facebook, recordó que en 2010 escribió La mafia que se adueñó de México y del 2012. Después de leer el texto –apuntó–, el comandante Fidel Castro escribió un análisis sobre la crisis de México. “Es un texto riguroso, profundo, que describe con claridad, imaginación y talento lo que nos está pasando en nuestro país. En homenaje al Comandante Fidel Castro y en reconocimiento a la solidaridad que expresó en su momento con nuestro movimiento, les comparto el texto, Reflexiones”. Aquí, los primeros párrafos del documento escrito por el expresidente cubano y compartido por el exjefe de gobierno de la capital:
“Lo supe por Aristóteles, el más famoso filósofo de la historia del hombre. El ser humano es capaz de acciones maravillosas o de las peores iniquidades. Su asombrosa inteligencia es capaz de usar las leyes inalterables de la naturaleza para hacer el bien o el mal. Con mucho menor experiencia que la que hoy poseo, en los días en que se gestaba nuestra lucha armada en las montañas de Cuba, en la gran nación mexicana –donde cualquier cubano vio siempre algo propio– vivimos un fugaz pero inolvidable período en que todas las maravillas se reunían en un rincón de la Tierra. No tendría forma ni palabras para describir mis impresiones como lo hizo un mexicano que, no en balde, es la persona de más autoridad para hablar de la tragedia de ese país, ya que fue electo gobernador del importantísimo distrito electoral de la Ciudad de México, Capital de la República, y en las pasadas elecciones del 2006 fue el candidato de la “Coalición por el bien de todos”. Se presentó a las elecciones y ganó la mayoría de los votos frente al candidato del PAN. Mas el imperio no le permitió asumir el mando. Yo conocía, como otros dirigentes políticos, cómo Washington había elaborado las ideas del “neoliberalismo” que vendió a los países de América Latina y el resto de los países del Tercer Mundo como la quintaesencia de la democracia política y el desarrollo económico, pero nunca tuve una idea tan nítida de la forma con que el imperio utilizaba esa doctrina para destrozar y devorar las riquezas de un importantísimo país, rico en recursos naturales y hogar de un pueblo heroico que tuvo cultura propia desde antes de la era pre cristiana, hace más de dos mil años. Andrés Manuel López Obrador, una persona con la que nunca hablé, ni sostuve con él relación de amistad, es el autor de un pequeño volumen que acaba de ser editado, a quien agradezco la brillante exposición que hace de lo que está sucediendo en ese hermano país. Su título es “La mafia que se adueñó de México… y el 2012”. Llegó a mis manos hace cuatro días, el 7 de agosto, en horas de la tarde, después que regresé de mi reunión con los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba. Lo leí con enorme interés. Describe la forma en que Estados Unidos devora a dentelladas un país hermano de este hemisferio, al que ya una vez arrebató más del 50% de su territorio, las mayores minas de oro con altísima ley, y la riqueza petrolera explotada intensamente durante más de un siglo, de la que se extraen todavía casi tres millones de barriles diarios. Omito la referencia a su enorme extracción de gas, por ignorar los datos (…)”.

Comentarios