Caravana de madres denuncia ante la PGR desaparición de migrantes en Tamaulipas 

miércoles, 30 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Caravana de Madres Centroamericanas formalizaron una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Reynosa, Tamaulipas, por la desaparición de tres migrantes en ese estado entre 2010 y 2014. Los denunciantes fueron: Walter Omar Jarquín, padre de David Alexander Jarquín Pineda, de El Salvador; Irma Yolanda Pérez, madre de Herber Estuardo, de Guatemala, e Isidora de Jesús Zuñiga, madre hondureña de Josué Idelfonso Molina Zúñiga. Jarquín Pineda desapareció el 1 de julio de 2014 en Reynosa, luego de que su padre pagó unos ocho mil dólares para que cruzara hacia Houston, donde lo esperaba un familiar. Herber Estuardo desapareció luego de que la combi en la que viajaba en 2010 fue detenida en la entrada a Tamaulipas, estado al que llegó por Veracruz. Y Molina Zúñiga pretendía llegar a Estados Unidos por Nuevo Laredo. Estaba hospedado en un hotel a la espera de una transferencia de dinero que le hizo su padre, quien vive en Nueva York. La última comunicación que se tuvo con él fue el 15 de diciembre de 2013. Rubén Figueroa, uno de los organizadores de ese movimiento, comentó que los funcionarios de la PGR fueron “receptivos” y tomaron muestras de ADN de los denunciantes para proceder con la búsqueda. La caravana regresó a Tamaulipas luego de cuatro años. Dejaron de visitar el estado por razones de seguridad. Esta es la doceava Caravana de Madres Centroamericanas y ahora está en la etapa final de su recorrido por territorio mexicano. Inició en Arriaga, Chiapas, atravesó 13 entidades federativas, entre ellas Tamaulipas y Sonora, que no estaban consideradas en el itinerario original. Figueroa precisó que en esta ocasión lograron que dos familiares se reencontraran y esperan logra uno más en Huixtla, Chiapas. También comentó que durante el recorrido contaron con el acompañamiento de personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y sostuvieron encuentros con senadores, funcionarios del gobierno de Tabasco y uno “muy emotivo” con familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. La caravana concluye este domingo 3 de diciembre.