Líder nacional del PRI cuestiona eficacia de la declaración '3de3”

martes, 8 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, cuestionó la eficacia de la declaración “3de3” como fórmula de transparencia patrimonial y de rendición de cuentas. En entrevista televisiva, el presidente nacional del PRI mencionó los casos de Andrés Manuel López Obrador y de Ricardo Anaya para indicar que este formato de declaración patrimonial, de bienes y de rendición de cuentas no fue suficiente para conocer todas sus propiedades. “Si un formato, como el de la 3de3, le sirve a Andrés Manuel López Obrador para ocultar la totalidad de su patrimonio al donárselo a sus hijos poco tiempo antes, ese formulario no nos sirve en esta etapa de transparencia y de rendición de cuentas, quizás. “Si ese mismo formulario le sirve a Ricardo Anaya para presentar un patrimonio muy distinto hace seis semanas y hace un año que presentó su 3de3 y su 3de3 plus, al patrimonio que efectivamente tiene y que ha revelado aquí con ustedes semana tras semana, entonces ese formulario no nos está sirviendo para reflejar lo que queremos en México en transparencia y rendición de cuentas”, manifestó Ochoa. Luego indicó que lo relevante será ver si los dirigentes de Morena y del PAN harán en el futuro sus respectivas declaraciones con las observaciones correspondientes, porque no lo hicieron con toda la veracidad en su momento. Ochoa rechazó las acusaciones que hay en su contra por la flotilla de taxis que tiene como negocio particular y la posesión de obras de arte que no aparecen en su declaración de bienes. “Yo empecé a trabajar antes en la parte privada que en el sector público, y mis activos son previos e independientes a mi vida como funcionario público y como político, y eso sí está puntualmente acreditado, a diferencia de Ricardo Anaya, que no nos da su información en su 3de3. En mi 3de3 y en mi 3de3 plus explicó puntualmente mi patrimonio”, justificó el priista. También rechazó la critica que se ha vertido respecto de su liquidación por un millón 200 mil pesos que recibió tras su renuncia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Incluso reiteró que es un finiquito que recibió conforme a la normatividad de la CFE, que señala dicha cantidad conforme los días que trabajó en la llamada “empresa productiva del Estado”.

Comentarios