'Slim me llamó para concretar una reunión conmigo”, aclara Trump

martes, 20 de diciembre de 2016
WASHINGTON (apro).- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aclaró que fue el multimillonario mexicano Carlos Slim y no la inversa, quien lo buscó para concertar la reunión que se llevó a cabo el fin de semana pasado en Florida. “Sí, es verdad. Carlos Slim el gran empresario de México, me llamó (por teléfono) para concretar una reunión conmigo. Nos reunimos, es un tipo grandioso”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter, el martes por la tarde. La aclaración del republicano contradice a lo publicado por el periódico estadunidense The Washington Post, que aseguró que el encuentro con Slim, que se celebró en la mansión de descanso Mar-a-Lago del también magnate estadunidense, localizada en Palm Beach, Florida, ocurrió a solicitud de quien reemplazará a Barack Obama el 20 de enero de 2017. El Post apuntó que la cena entre Slim y Trump fue el resultado de un viaje que hizo a México el 9 de diciembre Corey Lewandowski para invitar directamente al empresario mexicano al encuentro con el presidente electo. Lewandowski fue director de la campaña presidencial de Trump y, aun cuando no está integrado en el equipo de transición, es un asesor cercano del presidente electo para temas de comercio, economía y política exterior. The Washington Post anotó en el artículo que publicó en su edición impresa de este martes, que Trump convocó a Slim a la cena para limar asperezas. Durante la campaña presidencial, el ahora presidente electo de Estados Unidos criticó al empresario mexicano por respaldar abiertamente a la candidata presidencial demócrata Hillary Rodham Clinton. El 4 octubre pasado, durante un acto de campaña, Trump acusó a Slim de ser parte de la conspiración mundial para lograr que Clinton ganara las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre. “Él (Trump) cree que Carlos Slim estaba detrás de muchos de sus problemas”, le confió un amigo del presidente electo de Estados Unidos al Washington Post. “Lo quiere neutralizar”, subrayó al rotativo con el cual habló bajo la condición del anonimato. En su aclaración por Twitter, el presidente electo de Estados Unidos indirectamente rechazó la afirmación de que él invitó a cenar a Slim con el propósito de neutralizarlo. A lo largo del proceso de la campaña presidencial de Estados Unidos, Slim hizo público su rechazo a Trump después de que el entonces candidato presidencial republicano aseguró que los mexicanos son “violadores, criminales y narcotraficantes”. También criticó las promesas electorales de construir una muralla a lo largo de la frontera con México, deportar a todos los inmigrantes indocumentados mexicanos y renegociar o hasta sacar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). The Washington Post sostuvo en su despacho sobre la cena Trump-Slim, que la reunión en Florida fue un “gesto para hacer la paz”, por parte del presidente electo con la “elite empresarial y política” de México. “La comunicación –entre Trump y Slim– revive la esperanza entre la comunidad empresarial de México, de que el presidente electo podría reconsiderar su promesa de deshacer al TLCAN y buscar adoptar un política migratoria y económica menos dura”, suscribió The Washington Post.