Suman 15 sacerdotes asesinados durante el gobierno de Peña: informe

martes, 20 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por octavo año consecutivo, México es el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal, ya que tan solo en los cuatro años que lleva el sexenio de Enrique Peña Nieto, 15 curas fueron asesinados, destaca el informe 2016 del Centro Católico Multimedial. Titulado “Tragedia y crisol del sacerdocio en México”, el informe agrega que los últimos 12 meses han sido “los más trágicos” de los últimos 26 años, ya que fueron ejecutados tres sacerdotes y cuatro catequistas. Según el documento, en los cuatro años de gobierno de Peña Nieto se registraron en total 25 atentados contra miembros de la Iglesia católica. En 15 de esos casos fueron asesinados los sacerdotes, aparte del homicidio de un seminarista y cinco laicos católicos, además de la desaparición de dos presbíteros y el secuestro frustrado de dos sacerdotes ya mencionados. De ahí que “los crímenes de odio se han incrementado alarmantemente en el presente gobierno”, puesto que aumentaron 80% en este cuarto año de la administración de Peña, en comparación con el mismo año del sexenio de Felipe Calderón, apunta. De continuar esa tendencia –advierte–, en este sexenio pueden incrementarse en 100% los crímenes de odio contra sacerdotes en comparación con el gobierno panista. También señala que Guerrero, la Ciudad de México, Veracruz y Michoacán son las entidades más peligrosas para los sacerdotes. Precisa que en los últimos dos años (2015 y 2016), los sacerdotes padecieron 520 extorsiones, por lo que en ese periodo se incrementaron en un 70%. Explica que estas extorsiones “tienen que ver con la venta de ‘seguridad’ por parte de organismos del crimen organizado y en algunos casos por elementos que pertenecen o pertenecieron a las fuerzas armadas del país”. Respecto de las amenazas de muerte contra sacerdotes, informa que éstas se incrementaron en un 113% en el último lustro. El Centro Católico Multimedial es manejado por los religiosos paulinos, y a finales de cada año presenta su informe anual sobre los asesinatos y hostigamiento que padecen los sacerdotes mexicanos, a la vez que maneja cifras comparativas sobre la situación que se vive en otros países.