Acepta Semar recomendación de CNDH por cateo ilegal en Veracruz

lunes, 26 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Marina (Semar) aceptó la recomendación 62/2016 que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por un presunto cateo ilegal realizado en el puerto de Veracruz en agravio de una mujer. La dependencia se dijo respetuosa de las autoridades y aseguró que en ningún caso ha habido encubrimiento de hechos o de personal involucrado en ese u otro asunto. Asimismo, reiteró la inocencia del personal naval que supuestamente participó en los hechos en tanto el juez de la causa no declare su responsabilidad mediante sentencia condenatoria, de acuerdo con el Principio de Presunción de Inocencia que rige en materia penal. La dependencia encabezada por Vidal Francisco Soberón Sanz destacó que ya se realizan las acciones y coordinaciones necesarias para dar puntual cumplimiento en lo que respecta a la reparación del daño, en tanto se determine lo que así corresponde. De igual manera, manifestó que colabora en la presentación y seguimiento de la denuncia de hechos de la CNDH ante la Procuraduría General de la República (PGR). De acuerdo con la investigación de la CNDH, los hechos señalados ocurrieron el 7 de agosto de 2012, cuando entre las 03:00 y las 03:30 horas, elementos de la Semar ingresaron al hogar de la víctima mientras dormía con su esposo y los sacaron a golpes, pero antes los tiraron al suelo, les ordenaron callar, les vendaron los ojos y ataron las manos, mientras otros marinos registraban el domicilio. “Nos subieron a una camioneta y nos trasladaron a las instalaciones de la base naval ubicada en el kilómetro 13.5 de la carretera Xalapa-Veracruz, junto al aeropuerto internacional”, destacó la mujer. Precisó que estuvo retenida por 39 horas y que fue torturada por agentes navales con toques eléctricos y chile piquín en la nariz para que se autoincriminara como parte de un grupo delictivo. Un día después, el 8 de agosto a las 18:30 horas, la mujer fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal y obligada a firmar una declaración autoincriminatoria, acusada de formar parte de una organización criminal y haber cometido diversos delitos, como delincuencia organizada, portación de arma de fuego y cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas. La CNDH refiere que el 17 de octubre de ese año la afectada presentó queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz, que por razón de competencia se remitió al organismo nacional el 23 de ese mes. La investigación realizada por ese organismo acreditó que los efectivos navales no se apegaron a la realidad de los hechos, que no hubo orden de cateo ni flagrancia, y que transgredieron los derechos humanos a la inviolabilidad del domicilio, a la privacidad, a la legalidad y seguridad jurídica, además de que la víctima sufrió violación a su integridad personal en el tiempo que estuvo retenida ilegalmente por el personal de la Semar. La CNDH solicitó que la afectada sea inscrita en el Registro Nacional de Víctimas, que la Semar le proporcione atención médica y psicológica y repare el daño conforme a la Ley General de Víctimas. También pidió que la dependencia colabore en la presentación y seguimiento de la denuncia de hechos que presentará ante la PGR contra seis agentes navales que intervinieron en los hechos.