'Dramático”, el problema de las desapariciones en Guerrero: ONU

jueves, 8 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En Guerrero “hay un problema muy dramático” en el tema de las desapariciones, aseguró el representante de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) en México, Jab Jarab. En conferencia de prensa, Jarab reveló que en una reunión que sostuvieron el martes 6 con el secretario general del Gobierno guerrerense, Florencio Salazar Adame, y con el fiscal general Xavier Olea Peláez, le entregaron un informe que indica que de enero de 2013 a la fecha se han registrado 409 casos de desaparición en los municipios de Acapulco, Iguala y Chilapa. El hecho de que haya “150 desaparecidos en tres años en un solo municipio, sí es un problema dramático”, apuntó, de acuerdo con información publicada en el diario El Sur. Luego de dos días de labores en una “misión conjunta” con el primer visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos CNDH, Ismael Eslava Pérez, el representante de ONU-DH calificó como “muy preocupante” la información que recibieron del gobierno guerrerense, en el sentido de que entre octubre de 2015 y noviembre de 2016 tiene contabilizados 2 mil 428 homicidios dolosos. “Esto me deja sin comentarios, si esa es una situación bajo control (como dice el gobierno del estado) es una situación preocupante, más de 400 casos sólo de desapariciones, y en muchos casos no hay denuncias por miedo a que el crimen organizado les haga perder a otros familiares si van a denunciar”, advirtió. Añadió: “Hay un problema muy dramático, vamos a hacer todo para que se multipliquen los esfuerzos auténticos para resolver y dar certidumbre a las familias, es una de las cosas más tristes escuchar que las personas quieren saber si su familiar está muerto y dónde se encuentra su cuerpo”. Y dijo que las desapariciones y los obstáculos en las instancias de justicia que encuentran las familias no deberían de existir. “Nuestra oficina siempre hace hincapié en la búsqueda con vida (de las víctimas de desaparición) y estamos convencidos de que las autoridades estatales y federales deben de hacer mucho más esfuerzo para dar con el paradero de los desaparecidos en Chilapa y el estado”, agregó. Al término de su gira de trabajo en la ciudad de Chilapa, donde se reunieron con unos 50 familiares de desaparecidos, el representante de la ONU-DH y el primer visitador de la CNDH informaron que la Fiscalía General del estado de Guerrero (FGE) no cuenta con los recursos humanos y materiales para enfrentar la preocupante situación en materia de violación a los derechos humanos en la entidad. Los organismos documentaron que las familias de las víctimas no tienen acceso a la justicia, que hay desplazamientos forzados en zonas controladas por el crimen organizado y que prevalecen reiteradas amenazas contra defensoras y defensores de derechos humanos. Según la nota de El Sur, ambos ofrecieron al gobierno del estado ayuda técnica en materia de derechos humanos y en el área forense para la identificación de cuerpos, además de acompañamiento a las familias de las víctimas y a las organizaciones de defensa de derechos humanos que las asisten. Destacó que ayer, casi al mediodía, los representantes de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU-DH y de la CNDH escucharon durante dos horas los testimonios, quejas por la falta de resultados en las investigaciones y en la identificación de cuerpos encontrados en fosas clandestinas, así como la crisis económica que viven familiares de personas desaparecidas en Chilapa, integrantes del Colectivo Siempre Vivos. En esa reunión estuvieron el representante de la agrupación José Díaz Navarro y el personal del Centro Morelos, encabezados por Manuel Olivares Hernández. Jarab cuestionó que la FGE cuente con sólo cinco agencias de Ministerio Público en todo el estado para atender unos 2 mil 500 homicidios en un año, y más de 400 desapariciones en tres, sin añadir los casos de años anteriores que han quedado en la impunidad. La obligación de los gobiernos del estado y federal es garantizar que se resuelva esta situación, que se reparen los daños y que se garantice la no repetición de los hechos, subrayó. Por su parte, el primer visitador de la CNDH, Ismael Eslava, informó que junto a la ONU-DH atenderán a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, especialmente a las familias de desaparecidos y en casos de homicidios que no han sido esclarecidos. Dijo que documentaron legítimas demandas e inconformidades en los casos de desaparición que se encuentran en las instancias de procuración de justicia. “Hay dilación en la investigación y como consecuencia la falta de esclarecimiento de los casos, sin soslayar varios casos de homicidios no esclarecidos”. Eslava señaló que a las autoridades estatales les hicieron patente la preocupación por las condiciones de inseguridad, violencia e impunidad derivado de las falta de esclarecimiento de los casos en varias regiones del estado. El gobierno del estado reconoció que existe un problema de desplazamiento forzado interno, añadió.

Comentarios