'Mala costumbre” del acarreo impedirá que indígenas vean al Papa: obispo Arizmendi

lunes, 1 de febrero de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Miles de indígenas del estado podrían no asistir al encuentro con el Papa Francisco el próximo lunes 15, porque supuestamente carecen de recursos para pagar el pasaje. Sin embargo, el obispo Felipe Arizmendi Esquivel aseguró que la “mala costumbre” que han dejado los gobiernos con el acarreo de personas en cada evento político ha viciado a muchas comunidades, de manera que si no se les proporcionan los recursos necesarios no se movilizan. “Se acerca esta gran fiesta, pero yo estoy preocupado porque hay gente que prefiere la comodidad de su televisión y de su hogar que salir a recibir al Papa. Estoy preocupado porque en el Sedem (Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres) hay espacio para 90 mil personas y llevamos unas 70 mil inscritas”, dijo el prelado. Agregó que hay muchos espacios y “hay mucha gente que sí tiene la razón verdadera que es la pobreza, sobre todo en las comunidades lejanas, pero gente de aquí de San Cristóbal y de otros lugares cercanos prefiere no complicarse la vida y estar cómodamente en su hogar, cuando el Papa se sacrifica, se esfuerza para venir, y algunos no se quieren sacrificar para nada. “Eso sí me duele y me preocupa, porque eso significa apreciar el valor y la trascendencia que tiene esta su visita, pero por otro lado me alegra mucho que tengamos ya personas que vienen de comunidades de otras partes del país y del extranjero”, añadió. De acuerdo con el obispo, hasta ahora se tiene una lista de casi mil indígenas de otras partes del país que han confirmado su presencia. “Vienen mazahuas, otomíes, mayas, quetzales, nahuas, mazatecos, kanjobales, popties, purépechas, zapotecas, triquis, huicatecos, chatinos, mixtecos, totonacos, mixes, quichés, chontales, choles de Tabasco, tiquisistecas de Tehuantepec, tlapanecas de Tlapa, otomíes del Estado de México, chinantecos, mazatecos, zoques y otros. “Quienes están anotados ya con nosotros de otras diócesis, aunque sean mestizos, suman 6 mil 773, de los cuales la mayor parte son de Tapachula (5 mil 200), pero resalto que vengan de tantas etnias. El Papa no viene a visitar Chiapas, sino a México, y lamentamos que algunos indígenas del norte no pueden venir, y es obvio que es por las distancias. Ya de todo el sur tenemos representantes y de Guatemala tenemos (gente) de Quetzaltenango, de Huehuetenango, de Suchitepequez y también de El Salvador”, expuso Arizmendi. Además, dijo, se tiene confirmada la participación de 60 obispos, alrededor de 50 del país y otros de Guatemala, España, Brasil, Estados Unidos, Chile, Alemania e Italia. Cuando se le preguntó al obispo si se les dará transporte a los indígenas que lo han solicitado para asistir al encuentro con Jorge Bergoglio, respondió: “Ya el gobierno los acostumbró a ello, sin embargo, cuando algunas gentes del país han escuchado que no tienen recursos para venir, hay gente que nos ha ofrecido apoyo y entonces el poquito apoyo que está llegando lo canalizamos a la comunidades más pobres”. Destacó que otro de los problemas es el alimento y las restricciones que ponen por las medidas de seguridad, lo que obstaculiza la llegada de los pueblos indígenas. Asimismo, señaló que el alcalde de San Cristóbal de las Casas, Marco Cancino González, ha dicho que sí va a “cooperar” para recibir al Papa, luego de que se había negado a colaborar y participar en la recepción por ser evangélico. De acuerdo con una misiva de Cancino González, el ayuntamiento ha apoyado incondicionalmente con todo lo instruido por parte de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas –órgano rector de la visita Papal–, por el secretario de Planeación, Juan José Zepeda Bermúdez, y por el Estado Mayor Presidencial, para que la visita de Bergoglio sea todo un éxito. Prueba de ello, mencionó, ha sido el apoyo a la constitución del Consejo Ciudadano de Unidad y Paz, donde participan diversos sectores de la población, de los tres órdenes de gobierno y de la Diócesis para la logística de la visita papal. Destacó que conjuntamente con el obispo de la Diócesis, Felipe Arizmendi Esquivel, se han realizado una serie de reuniones para desahogar los puntos de seguridad, tanto para el máximo jerarca de la Iglesia católica como para los feligreses. “Hemos instruido a los funcionarios públicos designados a coadyuvar incondicionalmente con los actores de la llegada del Papa, con el fin de que sea un éxito su estancia, y nosotros somos los más interesados para que todo transcurra conforme a lo planeado por el Consejo Ciudadano de Unidad y Paz”, explicó. Y recordó que en días pasados acompañó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para verificar las acciones implementadas para la visita papal, por lo que hasta el momento la logística marcha en tiempo y forma. Destacó que con base en su competencia, el ayuntamiento de San Cristóbal de las Casas “está cerrando filas con las diversas direcciones (…) para brindar una estancia agradable, segura y limpia a los cientos de miles de personas que vendrán de otros países y estados a presenciar el recorrido del pontífice”.

Comentarios