Un disco, el regalo de La Gaviota al Papa

martes, 2 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso) Angélica Rivera, protagonista junto con su marido, el presidente Enrique Peña Nieto, del escándalo de corrupción de la llamada Casa Blanca, se encargó de lanzar un trabajo musical dedicado a la visita del Papa: el disco México se pinta de luz, interpretado por varios amigos suyos del mundo del espectáculo. Acompañada por el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, y por el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Eugenio Lira Rugarcía, La Gaviota presentó el disco el pasado lunes 25 en el Hospital Infantil Federico Gómez de la Ciudad de México, sitio que será visitado por el Papa el próximo 14 de febrero. En ese acto, la exactriz de Televisa declaró que el disco se produjo por iniciativa suya: “Estuve pensando en qué podíamos darle al Papa que le llegara al corazón y que se llevara de recuerdo algo del cariño de la gente… Y como los amigos artistas siempre me están diciendo en qué me ayudan, pensé que me podrían regalar algo de lo que ustedes tienen que es valioso y que es su talento y su voz”. El disco México se pinta de luz tiene 16 temas interpretados por cantantes y grupos tan disímbolos que incluyen hasta uno que ejecuta narcocorridos: Lucero, Cristian Castro, Pedro Fernández, Belinda, Angélica María, Angélica Vale, Lorenzo de Monteclaro, Diego Verdaguer, Ana Gabriel, Celso Piña, Cecilia Toussaint, las Hermanas Huerta, Grupo Cañaveral, Garibaldi, Pandora y la banda La Adictiva. De todos los temas, “Luz” fue el elegido para ser la canción principal de la visita papal; se podrá escuchar en los actos multitudinarios de Bergoglio, así como en los spots radiofónicos y televisivos que ya empiezan a lanzarse al aire. Está programado para ser el fondo musical de la visita. A instancias de la actriz Sofía Castro, hija de Angélica Rivera, “Luz” fue escrita por el joven compositor Julio Ramírez, integrante de Reik, un grupo de rock y pop surgido en Mexicali. En entrevista con Notimex, divulgada el martes 19, Ramírez le agradeció a Sofía Castro la invitación y señaló que ésta “fue una gran sorpresa y es un compromiso enorme para mí porque tenía que hacer un tema con un mensaje universal, así que me basé en el amor para dar vida a esta composición”. Y remató: “Es un halago para mí ser parte de este proyecto musical, con el que damos la bienvenida a esta figura”. La letra de la balada “Luz” dice que Francisco viene a mostrarnos “el cielo” y a sacarnos de la “oscuridad”. Su estribillo es: “Pinta de luz la oscuridad, deja tus pasos en mis pasos”. Otro tema del disco compuesto sólo para el Papa, titulado precisamente “Francisco”, da la misma imagen de un pontífice que “ha llegado a iluminar como hace el sol en primavera” y que encarna “la humildad que Cristo predicó”. La controversia la levantó la participación en el disco de la banda sinaloense La Adictiva, que lo mismo le canta corridos al Chapo Guzmán que a Rafael Caro Quintero, entre otros capos de la droga. En su canción “Soy de Durango”, por ejemplo, se dice con orgullo: “Yo soy de Durango, nomás te recuerdo mi nombre y mi rancho, de la vieja escuela y de los elementos de Joaquín Loera”. Carlos Sarabia, uno de los cantantes de esa banda originaria de Concordia, Sinaloa, dijo a la prensa que su banda únicamente aceptó la invitación de Sony Music: “Nos llamó la compañía disquera para hacer los temas, en colaboración con otros artistas, donde pusimos la voz de tres vocalistas para cantarle al Papa”. En efecto, México se pinta de luz fue producido por la empresa Sony Music, que hizo las grabaciones en Los Ángeles, y además realizó el videoclip respectivo, al que en estos días se le dará amplio despliegue en televisión. Durante la presentación del disco también estuvieron el director de Sony Music, Roberto López; el cantante Julio Ramírez, de Reik; otras figuras del espectáculo y directivos y pacientes del hospital al que, por cierto, se destinará parte de las ganancias del disco, como anunció Rivera. “Estamos trabajando por los niños de México. Los artistas contribuyeron con su talento para beneficiar a los pequeños de este país”, dijo orgullosa. En busca de apoyo papal Este desplante pretendidamente filantrópico contrasta con el escándalo que le estalló a Angélica Rivera en noviembre de 2014, cuando se supo que había adquirido una residencia de siete millones de dólares en Las Lomas de Chapultepec. Presuntamente Rivera le compró la residencia de Sierra Gorda 150 al empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño del Grupo Higa y a quien el presidente ha beneficiado con multimillonarios contratos de obra pública. Peña Nieto y su esposa siempre han buscado figurar en el escaparate de la Iglesia. Incluso existe la sospecha de que su matrimonio eclesiástico fue posible gracias a un favor que les hizo el clero mexicano al invalidar fraudulentamente el anterior enlace religioso de Angélica Rivera. La pareja presidencial ha viajado al Vaticano a saludar al Papa y a fotografiarse con él en encuentros muy publicitados por el gobierno de Peña Nieto (Proceso, edición especial 52). En mayo de 2014, Rivera viajó sola al Vaticano para asistir a la ceremonia de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II; lo hizo en un avión de la Secretaría de Marina y en compañía de un nutrido y costoso séquito de familiares y amigos. Llevaban –dijeron– “la representación oficial” del gobierno mexicano (Proceso 1957). El lanzamiento de México se pinta de luz es el más reciente capítulo de esta historia. El disco es el regalo de La Gaviota al Papa.

Comentarios