Cantidad de droga que traía "El Yorch" estaba dentro de lo permitido: Juez

viernes, 11 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Jorge Emilio Esquivel Muñoz, El Yorch, detenido con droga en las inmediaciones de Ciudad Universitaria el pasado 24 de febrero, abandonó el penal de Hermosillo, Sonora, luego de que la juez Décimo Primera de Distrito de Procesos Penales Federales reclasificó el delito de narcomenudeo a posesión simple de narcóticos. Para reclasificar el delito que dejó libre Esquivel Muñoz el miércoles 9, la juez Rosa María Cervantes Mejía indicó que la cantidad de droga que tenía el acusado estaba dentro de los rangos permitidos, por lo que “no existe la menor evidencia de que su posesión estaba destinada a su comercio o suministro aun gratuitamente”. La versión pública de la resolución, dada a conocer este viernes por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), destaca: “Es innegable que el intercambio que observaron los policías federales ministeriales pudiera entrañar un acto de comercio; no obstante, se estima que esa sola referencia es ambigua para llegar a ese conocimiento”. Para la juez, los agentes no pudieron comprobar que El Yorch tenía en su poder cocaína, mariguana y pastillas psicotrópicas para vender. “Es evidente que adversamente a lo argumentado por la representante social en su propuesta de ejercicio de la acción penal, no existen bases para establecer de manera fehaciente que previo a su detención el indiciado realizó un acto de compraventa de narcótico, puesto que la persona con la que supuestamente efectuó un acto de esa naturaleza no fue asegurada y, por consiguiente, no rindió declaración”, se lee en la causa penal. Cervantes Mejía sostiene que no constituye una prueba la información que obtuvo la Policía Federal Ministerial de personas cercanas al lugar si no se revaloró su identidad y no declararon ante el Ministerio Público. De acuerdo con lo elementos de la Agencia de Investigación Criminal, el día que aprehendieron a Esquivel Muñoz se le aseguraron 50 envoltorios de cocaína en piedra, 26 pastillas psicotrópicas “Ribotril” y una bolsa con mariguana en greña con un peso aproximado de 300 gramos. Pese a ello, la juez reclasificó el delito de grave a no grave y El Yorch –integrante del colectivo que ocupa el auditorio Justo Sierra de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM– obtuvo su libertad tras pagar una fianza de 8 mil 725 pesos. La determinación judicial indignó al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, quien dijo que la presentación de cargos no es algo que la Universidad haga. “Estoy indignado de que con lo que cargaba encima (El Yorch) sea considerado como un delito menor, pero esto es realmente un problema de la Procuraduría General de la República (PGR). Y sí, estamos sentidos por eso”, dijo. Añadió: “No me parece razonable que 50 grapas (de cocaína) y 300 gramos de mariguana sean para uso personal”. De acuerdo con las investigaciones de la PGR, El Yorch es identificado como uno de los principales corredores de droga en la zona, para ello utilizaba un puesto de tacos a las afueras de las Facultad de Filosofía y Letras como “fachada” para la venta de estupefacientes. Según el expediente PGR/SEIDF/UEIDCNCF/023/2016, Esquivel Muñoz está ligado a una serie de ataques con bombas molotov en centros comerciales y bancos en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México.

Comentarios