Procesan a cinco marinos acusados de desaparición forzada

domingo, 13 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Secretaría de Marina (Semar) informó que cinco elementos navales fueron puestos a disposición de un juez federal por su presunta responsabilidad en el delito de desaparición forzada en perjuicio de Armando Humberto del Bosque Villarreal el 3 de agosto de 2013 en Nuevo León. Dos meses después de su detención por parte de elementos de la Semar, Armando Humberto fue hallado muerto por un grupo de cazadores que transitaba cerca del campamento de los marinos en la comunidad de Colombia, municipio de Anáhuac, Nuevo León. El 3 de agosto de 2013, efectivos de la Semar bajaron por la fuerza de su vehículo a Del Bosque Villarreal y posteriormente lo llevaron a su campamento, en la comunidad de Colombia, luego de que el joven acudió a la comandancia de policía para interponer una queja contra un vecino por una trifulca previa. La detención fue negada por los marinos. No obstante, el padre de la víctima, Humberto del Bosque Gutiérrez, testificó el hecho, y los policías municipales también emitieron un parte para notificar al secretario de Seguridad Pública de Anáhuac, Alfredo Grande Barrera, que el joven y su automóvil, un Ford Mustang modelo 2000, quedó a disposición de los marinos. El pasado viernes 11 un juez de distrito dictó auto de formal prisión contra cinco integrantes de la Semar, entre ellos un capitán, por el delito de desaparición forzada en perjuicio de Armando Humberto del Bosque Villarreal. El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), Tamaulipas informó que el mando de la marina arrestado es el capitán Raúl Enrique Sánchez Labrada, quien es procesado bajo la causa penal número 09/2016-VIII. En un comunicado emitido este domingo, la Semar precisó que entre el 3 y 4 de marzo pasados dicha institución puso a disposición del Juzgado Tercero de Distrito en Materia Penal en el estado de Nuevo León a los elementos involucrados en el caso, a quienes les fue dictado auto de formal prisión entre el 8 y 9 del actual por el delito de desaparición forzada. En este contexto, se recalca que la institución colaboró estrechamente con la Procuraduría General de la República desde el inicio de la investigación que ésta llevó a cabo para conocer de los hechos que se imputan al personal de la Armada de México. “De acuerdo con el principio de presunción de inocencia que rige en materia penal, se presume la inocencia del personal naval involucrado en tanto el juez de la causa no declare su responsabilidad mediante sentencia condenatoria”. Asimismo, corresponderá al Ministerio Público demostrar plenamente la culpabilidad en los hechos que les imputa. Los acusados se encuentran internos en una Prisión Militar sujetos al régimen establecido, aplicable a cualquier interno. Hasta en tanto no exista una resolución judicial definitiva que determine su culpabilidad, de acuerdo a las leyes y reglamentos militares, reitera la Semar, los acusados continuarán percibiendo únicamente un porcentaje de sus haberes. “En este contexto, la Secretaría de Marina-Armada de México se reitera como una institución respetuosa de las determinaciones que emitan las autoridades encargadas de la procuración y administración de la justicia en nuestro país y que estará atenta a la resolución que se emita”, indica la institución. (Con información de Gloria Leticia Díaz)

Comentarios