Dios los hace y el Jefe Diego los junta: van a su ‘cumple’ Salinas, Slim, Calderón, Ciro, Marín… (Video)

lunes, 14 de marzo de 2016
GUANAJUATO, Gto, (apro).- Fue un festejo de cumpleaños adelantado, pero habrá satisfecho con creces los propósitos del Jefe Diego Fernández de Cevallos, quien en público y en privado se reúne y aparece con empresarios, políticos y jerarquía religiosa de todo tipo. Fernández de Cevallos, quien el miércoles 16 cumple 75 años, recibió a los representantes de la cúpula político-empresarial-religiosa que se ha turnado en la Presidencia, las dirigencias de los partidos, los obispados y arzobispados, los monopolios de telecomunicaciones y la alta burocracia del país en su rancho La Barranca, localizado en el municipio de Jerécuaro, al sur de la entidad Fue Xóchitl Gálvez Ruiz, titular de la delegación Miguel Hidalgo de la CDMX, quien a través de la red Periscope captó y divulgó los encuentros alrededor de Fernández de Cevallos. El recorrido de Gálvez por el salón mostró departiendo, entre tequila y música de violines, al magnate Carlos Slim; los expresidentes Carlos Salinas y Felipe Calderón; también a quien fuera jefe de la Oficina de Presidencia de Salinas, José Córdoba Montoya; al excanciller del sexenio foxista, Jorge G. Castañeda; los exprocuradores Antonio Lozano Gracia, Arturo Chávez y Rafael Macedo de la Concha; el presidente nacional panista Ricardo Anaya, y Carlos Navarrete Ruiz, expresidente nacional del PRD. También el cardenal Norberto Rivera; el presidente de la mesa directiva del Senado, el panista Roberto Gil Zuarth; los secretarios de Salud José Narro (exrector de la UNAM); Desarrollo Social, José Antonio Meade, y Agricultura, José Calzada Rovirosa (exgobernador de Querétaro). Al convite también acudieron los gobernadores de Colima, Ignacio Peralta, y Querétaro, Francisco Domínguez; el extitular del IMSS, Daniel Karam, así como el exsecretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont y el abogado Juan Collado. “Nos encontramos aquí en la fiesta del Jefe Diego, hay una gran cantidad de personajes que se dieron a la tarea de venir a visitarlo. ¡Saluda a Periscope!”, se escucha decir a Gálvez en la grabación de tres minutos con 35 segundos que fue tomada a las 17:10 horas del sábado 12, en una amplia área techada de la exhacienda, con mobiliario rústico y una larga barra al fondo. En el video, la excomisionada para el desarrollo de los pueblos indígenas en el sexenio de Vicente Fox se aproxima a tres hombres y les pide que saluden a la cámara. Uno de ellos es Calderón Hinojosa; otro, Carlos Navarrete Ruiz, y el tercero Lozano Gracia. “¿Qué pasó doña periscopia?”, dice Calderón. “Nos estamos portando bien, ¿eh?”, agrega Navarrete. “Este es perredista, está estacionado en doble fila”, suelta Calderón. Los tres ríen a carcajadas. En su recorrido, Gálvez va mostrando grupos de comensales que conversan, de pie o sentados en los equipales. “Aquí está todo mundo. A ver, saluden a Periscope”, va pidiendo a los invitados. “Aquí está el doctor Narro… ¡Hola!”, exclama la delegada y muestra al exrector de la UNAM y actual titular de la Ssa. “El doctor (José) Narro en Periscope”, comenta. Xóchitl Gálvez voltea hacia otras mesas y capta a Ciro Gómez Leyva y, segundos después, a Carlos Marín. En otra mesa atestigua el diálogo entre el excanciller Jorge G. Castañeda y Porfirio Muñoz Ledo: “A ver Güero Castañeda, saluda”, le pide. “Muy bien”, saluda levantado el puño Muñoz Ledo. Al llegar al otro extremo del salón, la delegada graba al gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez. “Acá está el gobernador… salude a Periscope, gobernador”. “A la mejor delegada de todo el… la Ciudad de México, Xóchitl Gálvez”, festina Domínguez. “Muchos, muchos personajes se dieron a la tarea de felicitar… ¿pero dónde está el festejado?”, se escucha decir a Gálvez Ruiz. Unos instantes después termina la grabación. Este lunes, el periódico queretano Plaza de Armas publicó en su portada una fotografía de la comida, donde aparecen el expresidente Carlos Salinas y la magistrada Cecilia Pérez, en un espacio titulado “Fuego amigo/ innombrable”, con este pie de foto: “El cumpleaños 75 del jefe Diego Fernández de Cevallos –a cumplirlo el próximo miércoles– reunió este fin de semana a numerosos amigos, entre ellos el expresidente Carlos Salinas y la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro, Cecilia Pérez Zepeda. Ahí estuvo José Córdoba Montoya, exjefe de la Oficina de la Presidencia (atrasito). Sucedió en La Barranca. ¿Qué les digo?”. El antiguo casco de la exhacienda La Barranca es el rancho preferido de Fernández de Cevallos, como se sabe en esa región entre Querétaro y Guanajuato. Allí ha recibido cada año por estas fechas a los cientos de invitados al rumboso cumpleaños que organiza el exsenador panista. Helicópteros, camionetas blindadas, decenas de escoltas colman las áreas aledañas a la exhacienda en estas fechas. Por ello, para los habitantes de la región las fiestas del exjefe Diego no pueden ser ignoradas, además de que tradicionalmente van acompañadas por un despliegue de seguridad que controla el paso por la sinuosa carretera que comienza en la capital queretana y sigue por la ruta Huimilpan (Querétaro) a Coroneo (Guanajuato), una zona donde el también excandidato presidencial panista tiene otros ranchos. Para vivir en esta propiedad de 800 hectáreas, que adquirió en el 2005 al empresario de ganado taurino Fernando de la Mora, Fernández de Cevallos dispuso de dinero, maquinaria y relaciones: incluso movió un tramo de la carretera que pasaba justo frente a la puerta de la exhacienda. También derribó las viviendas de sus vecinos de enfrente y les construyó otras, unos metros más allá. Para todo ello contó con la total anuencia del entonces presidente municipal (por el PAN) Rogelio Sánchez Galán, quien sería asesinado en junio de 2015 cuando acababa de ser electo para un nuevo periodo, ahora por el Verde. El 14 de mayo del 2010, Diego Fernández salió de esta exhacienda en su camioneta con rumbo al rancho La Cabaña en el municipio de Pedro Escobedo (entre la capital queretana y San Juan del Río) cuando fue secuestrado. Fue liberado por sus captores en diciembre, siete meses después. Y para mediados de marzo celebró sus 70 años allí mismo, en La Barranca.

Comentarios

Otras Noticias