Emite CNDH recomendación al director general del IMSS por muerte de una mujer y su hija

lunes, 14 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Andoni Arriola Peñalosa, por un caso de violencia obstétrica en el Hospital General de Zona “Lic. Ignacio García Téllez”, en la capital de Durango, que derivó en la muerte de una mujer y su hija de cuatro meses de edad. En un comunicado, el organismo precisó que cuenta con evidencias suficientes que permiten acreditar violaciones a los derechos humanos en agravio de madre e hija, atribuibles al personal médico adscrito al hospital de Medicina Familiar No. 1. De la primera, detalló, se violentaron los derechos a la vida, integridad personal, la protección de la salud, derecho a conocer la verdad respecto a la atención médica (inadecuada integración del expediente), a una vida libre de violencia (obstétrica) y a la libertad y autonomía reproductiva. A la menor de edad, agregó, le fueron violados los derechos a la vida, a la integridad personal, a la protección a la salud, al derecho a conocer la verdad respecto a la atención médica (inadecuada integración del expediente) y al principio del interés superior de la niñez. De acuerdo con el texto de la CNDH, el 11 de enero de 2014 una mujer de 32 años de edad y con 37 semanas de gestación ingresó al hospital de Durango tras presentar contracciones. Luego de hacerle una valoración, el médico le indicó que todavía no era tiempo. Dos días después la mujer acudió al servicio de Tococirugía del hospital porque continuaba con contracciones y dolor, pero no se le brindó la atención médica de inmediato, sino hasta que “perdió la conciencia”. En ese momento fue ingresada al quirófano y se le practicó una cesárea, de la que nació una niña, pero la madre murió de un paro respiratorio que duró 10 minutos y que no fue revertido oportunamente. La inadecuada atención médica brindada a la mujer trajo como consecuencia la interrupción de la circulación materno-fetal que afectó a la menor de edad, quien fue diagnosticada con una encefalopatía hipóxico isquémica y asfixia neonatal, por lo que permaneció en dicho nosocomio hasta el 23 de abril de 2014, donde fue sometida a ocho intervenciones quirúrgicas. El 24 del mismo mes y año ingresó al Hospital General de Durango de la Secretaria de Salud de la entidad, donde falleció el 4 de mayo siguiente, derivado de las irregularidades realizadas por los médicos del Hospital General de Zona número 1. El 25 de marzo de 2014, los familiares presentaron la queja correspondiente ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Durango, que por razón de competencia se remitió a la CNDH el 28 de octubre de 2014. En su recomendación, la CNDH pidió al director general del IMSS reparar el daño ocasionado a familiares de la mujer y la niña fallecidas, que incluya compensación y atención médica, psicológica y tanatológica. Asimismo, que en todos los hospitales del IMSS con servicio de urgencias, especialmente el HGZ-1, la atención sea oportuna y de calidad, que se cumplan los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento conforme a lo dispuesto en la legislación nacional e internacional, así como en las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes. Entre otros puntos, solicitó colaborar con la CNDH en la presentación y seguimiento de la queja y denuncia de hechos que presente ante el Órgano Interno de Control del IMSS y la Procuraduría General de la República contra los servidores públicos involucrados, e inscribir a los familiares de las fallecidas en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso, en lo conducente, al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, previsto en la Ley General de Víctimas.

Comentarios