'No hay evidencia” de que exista guerrilla en Michoacán: procurador

miércoles, 16 de marzo de 2016
MORELIA, Mich. (apro).- Luego de que en el portal de la revista Proceso (www.proceso.com.mx) se difundiera un video del grupo Insurgencia por el Rescate Institucional y Social (IRIS), el procurador José Martín Godoy Castro sostuvo que no existe evidencia sobre el surgimiento de una guerrilla en la región de Tierra Caliente, y que sólo se trata de falsas grabaciones que pueden producir jóvenes de bachillerato para llamar la atención. En entrevista, el titular de la PGJE refirió que todos los videos que hay en la red y que involucran a la actividad de grupos delincuenciales son investigados, debido a que se ha detectado que en algunos casos son falsos por carecer de evidencia que los respaldara. En tono molesto, Godoy Castro señaló que este tipo de acciones son para desestabilizar a la entidad, aunque aseguró que se harán las investigaciones correspondientes. Insistió en que “no hay evidencia de que existe un grupo que respalde lo que está surgiendo”, para enseguida alertar que una persona de preparatoria y con conocimientos tecnológicos en la materia, puede hacer un video y alarmar a la sociedad. “Debemos tener evidencias de que existen (esos grupos) para dar credibilidad. Hoy por hoy muchos de los mensajes que se generan en las redes, hasta páginas de ellos, deben ser investigados, por lo que hay que estar atentos y ser congruentes con las evidencias que podamos tener”, atajó. El reportaje sobre IRIS destaca que, en “sólo dos videos de menos de un minuto difundidos en redes sociales en febrero pasado, el grupo Insurgencia por el Rescate Institucional y Social puso en estado de alerta al gobierno michoacano de Silvano Aureoles, que los descalificó diciendo que son ‘una broma’”. En entrevista con Apro José María, vocero y representante de este grupo armado, sostiene que el gobernador perredista pactó con el narcotráfico y anuncia la declaración de guerra contra todos los políticos vinculados con el crimen organizado. El encuentro con una decena de integrantes de IRIS tuvo lugar en la zona montañosa de Michoacán colindante con el estado de Guerrero. En el camino se observan chozas paupérrimas habitadas por gente que apenas sobrevive sin más posibilidad que la siembra de maíz y aguacate y la tenencia de algunas vacas y gallinas. “Somos el pueblo, no somos ningún cártel, no somos terroristas, somos el pueblo cansado que se está organizando. Si bien hoy operamos de manera clandestina, es por nuestra seguridad, porque queremos que esto trascienda, queremos ser la chispa que México requiere para cambiar. No somos los únicos que pensamos que nuestro país está mal. “El pueblo no debe tenerle miedo al gobierno, es el gobierno quien debe temerle al pueblo, y para que esto se encienda, lo que ocupa (necesita) es una chispa y nosotros queremos ser esa chispa”, sostiene José María, quien usa sombrero calentano, pasamontañas, lentes oscuros y no está armado.

Comentarios