No admiro a El Chapo: Kate del Castillo

jueves, 24 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La actriz Kate del Castillo consideró que el gobierno mexicano ha convertido su reunión con Joaquín El Chapo Guzmán y su proyecto de hacer una película sobre la vida del capo en un asunto político que “ya no es normal”. En la segunda parte de la entrevista que concedió a la periodista Carmen Aristegui en la cadena CNN, transmitida la noche del miércoles pasado, la actriz comentó la persecución en su contra también la atribuye a los distintos comentarios que ha hecho públicamente respecto del gobierno. Uno de ellos, recordó, el que hizo en noviembre pasado en entrevista con Aristegui, sobre el tema de la Casa Blanca. En aquella ocasión Del Castillo comentó que cuando trabajó en Televisa fue “muy mal pagada” y dijo que el sueldo de Angélica Rivera, gracias al que supuestamente compró la casa en Lomas de Chapultepec, no era “lo estándar” en la empresa. Reflexionó la actriz: “Al ver todo lo que está sucediendo y todo lo que pasó en México y cómo me destrozaron, digo: ‘esto es un problema político… esto ya no es normal’, porque no es normal lo que han hecho conmigo, sinceramente. “Hay algo ahí de trasfondo, que es lo que todavía no entiendo, no sé si es mi comentario de la Casa Blanca, no sé si fue para hacer una gran telenovela, como lo han estado haciendo para tapar los grandes problemas de México. No sé, pero de me agarraron a mí, ahí en medio, y he pagado por todo esto. “Me pregunto: ¿qué tal si hubiera ido un actor en lugar de una actriz, a ver al Chapo? No hubieran dicho que está enamorado… si hubiera sido un hombre no hubieran dicho lo mismo… ¿Por qué soy la única a la que están investigando? Y a la única que destrozaron”, apuntó. La protagonista de La Reina del Sur reiteró que tiene miedo del gobierno mexicano porque ha violado su presunción de inocencia. “Están diciendo que me llaman como testigo. Y yo como testigo sabes que no tengo ningún derecho de nada. Entonces yo puedo ir a México, me van a agarrar, me van a arrestar, me van a llevar, y me pueden poner en arresto domiciliario durante ochenta días, si quieren, y darme los peores ochenta días de mi vida o las 24 horas más nefastas de mi vida, o además me pueden cambiar el estatus”, comentó. --Estatus de testigo a indiciada—intervino la periodista. --Exactamente. --¿Ese es tu temor, que te pasen de testigo a indiciada?-, le preguntó Aristegui. --Mi temor es ir a México, punto. No quiero ir a México hasta que no se arreglen mis cosas legales, pero con estricto apego a la ley—pidió la actriz quien insistió en que no es culpable de nada y confió en arreglar sus problemas legales. Incluso comentó que presentará evidencia pero no quiso abunda en ello por el momento. --¿Qué le pides a la Procuraduría General de la República y al gobierno mexicano?—preguntó Aristegui. --Que investiguen realmente… que ya puedan decir que no tengo nada malo— respondió Kate quien luego admitió que después de todo lo que ha pasado “volvería a decir exactamente lo mismo” sobre que le cree más a El Chapo que al gobierno mexicano. Y dejó en claro que al líder del Cártel de Sinaloa “ni lo aplaudo ni lo glorifico ni estoy enganchada ni hay ningún tipo de admiración… ni nada amoroso en lo más mínimo. Simplemente mantengo lo que dije en mi tuit”. En la entrevista la actriz descartó que su visita a Guzmán Loera haya provocado que las autoridades mexicanas lo detuvieran en enero. “Yo siento que si de verdad fuimos nosotros (quienes provocaron su captura), pues ¿para qué se esperaron tanto tiempo para agarrarlo?, ¿no?… porque nosotros (Ella Sean Pen y los productores argentinos) fuimos el 2 de octubre (2015), y luego a él lo agarraron hasta el día 8 de enero”. Lo que sí admitió es que su relación de amistad con el capo llegó a un nivel de confianza en el que él descuido su seguridad y provocó que “relajara” sus comunicaciones. “(El Chapo) fue genuino conmigo y sé que él confía en mí y puso hasta su vida en riesgo por mí”, dijo. La actriz comentó que sí hubo un “mensaje un poco intimidatorio”, presuntamente del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a través de una amiga en común, para que abandonara el proyecto de la película sobre El Chapo. “Yo me puse a sus órdenes (del secretario) le dije que si necesita hablar conmigo, aquí estoy, ¿no? Yo vivo en Los Ángeles. Pero estoy aquí, me voy tal día y estoy a su disposición… pero no me pueden mandar esos mensajes porque pues yo soy actriz y no hay nada de delito en lo que estoy haciendo”, subrayó. A pesar de todo, del Castillo afirmó que sigue adelante con su plan de hacer la película ya que El Chapo le cedió los derechos. Eso sí, adelantó que para el proyecto ya no están contemplados los productores argentinos, de quienes se niega a decir sus nombres pero ya han sido publicados en diversos medios. “Yo quiero hacer una investigación muy, muy a fondo de todo lo que se vaya a decir en esa película…”, comentó Kate. --Si la haces a fondo, no le va a gustar al Chapo—intervino Aristegui. --No, ni al gobierno mexicano ni al americano --¿Y aun así la piensas hacer? --Sí—recalcó.

Comentarios