Versiones de ruptura con el Papa 'son rumores mal intencionados”: cardenal Rivera

jueves, 24 de marzo de 2016
IUDAD DE MÉXICO (apro).— El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, afirmó hoy que son “rumores mal intencionados” las versiones que hablan de una ruptura suya con el Papa Francisco. Durante la Misa Crismal celebrada en la Catedral Metropolitana, el líder católico aseguró enfático: “Ante los rumores mal intencionados de algunos que quieren ver una ruptura de un servidor, o de nuestra arquidiócesis, con el Santo Padre, quiero dejar bien claro delante de ustedes, mi presbiterio y pueblo de Dios, que para con el Papa Francisco hay perfecta comunión, respeto y obediencia”. Y señaló que el “exhorto vehemente” que les dio el Papa a los obispos mexicanos durante el encuentro que sostuvo con ellos el pasado 13 de febrero en la Catedral Metropolitana, fue para pedirles “tener una mirada capaz de reflejar la ternura de Dios”. El cardenal Rivera Carrera dijo: “El Papa Francisco en esta santa catedral hizo un exhorto vehemente a que los pastores nos reclinemos con delicadeza y respeto sobre el alma profunda de nuestra gente, a tener una mirada capaz de reflejar la ternura de Dios. Para ello, es preciso tener una mirada limpia, un alma transparente y un rostro luminoso”. Agregó que, en ese encuentro, Francisco los exhortó “a cansarnos sin miedo en la tarea de evangelizar, a no caer en la tentación de la distancia y el clericalismo, de la frialdad y la indiferencia, a evitar el comportamiento triunfal y la autorreferencia”. De esta manera, el cardenal Rivera dio hoy un giro radical a la postura que manejó su semanario Desde la Fe, el cual, en su edición del pasado 6 de marzo, aseguró que el Papa regañó injustamente a los obispos mexicanos porque alguien –una “mano de la discordia”— lo “mal aconsejó”. Desde la Fe se preguntó entonces: “¿Tiene el Papa alguna razón para regañar a los obispos mexicanos?”. Y respondió que no, ya que “los obispos mexicanos han venido acompañando al pueblo sufriente y apaleado, haciendo una vida de entrega al prójimo y no de ‘príncipes’ sin contacto con el rebaño”. Con esto, el semanario refutó al Papa, quien en esa reunión dijo que los obispos mexicanos viven como “príncipes”, ligados a los “carros y caballos de los faraones actuales”, en clara alusión a sus vínculos con el Estado. En su edición 2055 que circula esta semana, el semanario Proceso publicó un amplio reportaje sobre dichas críticas que el cardenal Rivera –a través de su semanario— le hace al Papa, así como las repercusiones que han tenido. Titulado “La jerarquía católica da la espalda al Papa Francisco”, el texto señala que la línea pastoral del cardenal Rivera, conocida como “opción preferencial por los ricos” por su cercanía con la alta clase política y empresarial, es totalmente opuesta a la línea del Papa, que le da prioridad a los pobres y a los excluidos. El reportaje de Proceso refiere que todavía el pasado sábado 12 de marzo –un mes después de que el Papa reclamó a los obispos sus alianzas con los “faraones actuales”-- el cardenal Rivera asistió a la fiesta de cumpleaños del panista Diego Fernández de Cevallos, celebrada en la exhacienda La Barranca. Ahí el cardenal convivió con sus viejos amigos los empresarios Carlos Slim y Olegario Vázquez Raña y los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón, entre otros magnates y políticos mexicanos. Hoy, en la misa de Jueves Santo, el cardenal Rivera evitó, sin embargo, mencionar sus estrechas ligas con la clase en el poder, a pesar de que habló de su “perfecta obediencia” al Papa.

Comentarios