Tras ejecuciones, guaruras cuidan a funcionarios en Acapulco

lunes, 28 de marzo de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Tras la ejecución de dos funcionarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama), el director de la paramunicipal, Javier Chona Gutiérrez, es resguardado por una decena de agentes de seguridad ante el riesgo de un atentado de la delincuencia. La medida de escoltas ordenada por el alcalde perredista, señalado por sus presuntos nexos con el narco, Evodio Velázquez Aguirre, también protege al director de Finanzas, Guillermo Galeana Salas; al jefe de Servicios Generales, Alejandro Olea Flores, y hasta al líder sindical Ángel Baños Ramírez, informaron fuentes oficiales a Apro. Para resguardar a los funcionarios del estratégico organismo municipal y al dirigente sindical se ha dispuesto de un operativo que abarca más de 15 policías municipales, patrullas oficiales y camionetas blindadas, indicó la misma fuente consultada. En tanto que esta tarde, el subdirector de Recaudación de la Capama, Jacob Peralta Herrera, renunció al cargo por motivos personales, aunque en los hechos su dimisión se debió a los mismos problemas de inseguridad y amenazas que supuestamente ha recibido el gabinete del edil porteño de parte del crimen organizado. El hecho contrasta con la situación de indefensión en la que se encuentra la sociedad en Acapulco, donde la ola de inseguridad no cesa a pesar de los anuncios de los operativos policiaco-militares que no han logrado revertir los efectos de la narcoviolencia. Tan sólo durante la semana pasada se registraron al menos 41 ejecuciones en distintos puntos de Acapulco en plena temporada vacacional, ello a pesar de la presencia de 4 mil agentes federales y soldados que se supone que mantienen un blindaje en el principal destino turístico de la entidad. El martes 22, un grupo armado ejecutó al gerente de la Capama, Arquímides Guzmán Cisneros, durante un ataque registrado en las oficinas del organismo público descentralizado ubicadas en la zona conurbada. En el mismo atentado resultó herido de gravedad otro funcionario, Jorge Trujillo Acevedo, quien días después falleció por la gravedad de las lesiones. Los criminales dejaron un mensaje dirigido al alcalde Evodio Velázquez Aguirre, donde exigen “el pago de cuota”, de lo contrario, advierten que seguirán asesinando a trabajadores, informaron testigos y fuentes oficiales consultados por Apro. Los reportes refieren que la confrontación que mantienen remanentes del cártel de los Beltrán Leyva con pandillas al servicio del grupo denominado Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) por el control de esta importante plaza del Pacífico, ha exhibido supuestos vínculos de autoridades civiles y castrenses con la delincuencia, como el edil postulado por el PRD, Evodio Velázquez, así como el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), el priista Robespierre Robles Hurtado. Días después, el edil porteño confirmó que las líneas de investigación que siguen las autoridades ministeriales por la doble ejecución de funcionarios de la Capama son “el robo y la extorsión”. Por ello, el alcalde de Acapulco ordenó el resguardo y la protección policiaca de los principales funcionarios de la Capama, ante el riesgo de que la delincuencia cumpla su advertencia, indicaron las mismas fuentes. Ahora, el director de la paramunicipal se desplaza en una camioneta blindada y es resguardado por una decena de escoltas y policías municipales. El director de Finanzas también viaja en auto blindado y con cinco agentes de seguridad, mientras que el jefe de Servicios Generales es protegido por tres escoltas, así como el dirigente sindical de la Capama, explicó la fuente oficial.

Comentarios