Defensor mexicano presenció asesinato de activista hondureña

jueves, 3 de marzo de 2016
SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis. (apro).- El activista mexicano Gustavo Castro Soto atestiguó el asesinato esta madrugada de la ambientalista indígena Berta Cáceres, ataque perpetrado en su casa localizada en el barrio El Líbano La Esperanza, en Intibucá, Honduras. Castro Soto, sociólogo de profesión, resultó herido durante el ataque a la líder lenca y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh). La policía confirmó que Soto es testigo protegido y podría aportar elementos que permitan esclarecer el asesinato de Cáceres, destacó esta tarde el diario hondureño La Prensa. Por su lado, defensores de los derechos humanos y miembros de la organización Otros Mundos, AC protestaron esta tarde en esta ciudad chiapaneca por el crimen de Berta Cáceres y exigieron garantías de seguridad y protección para el también activista y ambientalista chiapaneco Gustavo Castro, quien impartía talleres de capacitación en ese país centroamericano. Fundada por el propio Castro Soto, los integrantes de la organización Otros Mundos AC se manifestaron públicamente junto a otros activistas para expresar su indignación por el asesinato de Berta Cáceres, a la par que se dijeron preocupados por el estado que guarda la integridad física del activista chiapaneco. Los inconformes confirmaron que “esta madrugada personas armadas irrumpieron con violencia en la vivienda y asesinaron a Berta Cáceres, ataque donde resultó herido Gustavo Castro, quien logró sobrevivir al atentado y con ello convertirse en un actor clave para las investigaciones que esclarezcan el asesinato de la ambientalista. “Tanto Berta como Gustavo son dos personas de reconocida lucha social y ambiental a nivel internacional, lo que muestra la coherencia de su vida dedicada a la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y campesinos, a quienes han acompañado en sus procesos de resistencias para que, de forma organizada y pacífica, eviten que el proyecto neoliberal de los gobiernos regionales se apropie del territorio mesoamericano, a través de sus proyectos extractivos de muerte”, señalaron en Chiapas amigos y compañeros de ambos activistas. Por ello, solicitaron al gobierno de Honduras su pronta atención, intervención y seguimiento “a este lamentable y gravísimo suceso en la vida del pueblo hondureño. Requerimos proporcione todas las medidas jurídicas y políticas posibles que garanticen protección inmediata a nuestro compañero Gustavo Castro para que, una vez que haya brindado su declaración ante el Estado hondureño, pueda regresar sin contratiempos a México”. También indicaron que en estos momentos es fundamental garantizar la protección y la vida de Gustavo Castro por el relevante papel que adquirió en este lamentable asesinato. Asimismo, demandaron que se garantice la seguridad de todos los miembros de la Coordinadora General del Copinh. En la protesta participaron integrantes de las organizaciones Movimiento Mesoamericano en contra del Modelo Extractivo Minero (M4), de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) y de Otros Mundos Chiapas. Al reclamo se sumaron, entre otras organizaciones, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia AC, Un Mundo Una Nación AC, Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario AC, Centro de Economía Social Julián Garcés AC, Centro de Desarrollo Educativo Zacatelco AC y Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio Montesinos. Además, Otros Mundos AC, Amigos de la Tierra México, Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe ATALC, CESTA, Amigos de la Tierra El Salvador, Redes AT, Amigos de la Tierra Uruguay, CoecoCeiba, Amigos de la Tierra Costa Rica, Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental, Servicios para una Educación Alternativa AC Educa, Sobrevivencia. Amigos de la Tierra Paraguay, Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho Humano al Agua (COMDHA), Mujer y Medio Ambiente AC y Red de Género y Medio Ambiente. Asimismo, el Comité Salvemos Temaca, Acacico y Palmarejo y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, conformada por 79 organizaciones en 21 estados de la República Mexicana.

Comentarios