General de Brigada se entrega a la justicia militar

martes, 8 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO, (apro).- El general de Brigada Marco Antonio Barrón Ávila se entregó a la justicia militar tras ser acusado de uso ilegal de insignias y transporte de un vehículo robado. Al entregarse, declaró a la prensa: “Desde el punto de vista legal y de derechos humanos, considero que es una persecución en mi contra”. Dijo desconocer por qué existe la supuesta persecución en su contra. Se entregó voluntariamente al Campo Militar Número 1, acompañado de su esposa, sus hermanas y uno de sus hijos. Barrón está acusado de pintar una camioneta robada con insignias del Ejército y de obligar a sus subordinados a pintar su casa en Querétaro. De acuerdo con el periódico Reforma, a los militares sorprendió que Barrón Ávila se entregara: “Varios miembros de la justicia castrense se sorprendieron ayer alrededor de las 11:00 horas, cuando el General de Brigada Marco Antonio Barrón Ávila llegó a la puerta del Juzgado Sexto Militar y les espetó ‘vengo a entregarme’. “El juez castrense estaba en un curso; la sala de audiencias no estaba lista y hubo una espera de varios minutos para que entraran el General, su esposa Irma Orozco, sus familiares y su abogado José Miguel Castillo. “’¿Usted sabe cuál es el procedimiento cuando acabe la diligencia?’, le dijo una funcionaria de la Procuraduría Militar, durante la declaración preparatoria, como si el acusado ignorara que su destino sería la cárcel”.

Comentarios