Nestora lanza campaña 'Ponle rostro y nombre a las y los presos políticos”

lunes, 11 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro-cimac).- La comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado García, lanzó la campaña internacional “Ponle rostro y nombre a las y los presos políticos en México”, para exigir la liberación de sus compañeros de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC). Como lo anunció en marzo pasado, luego de abandonar el Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, en esta capital, el domingo 10 –en el marco del 97 aniversario del asesinato de Emiliano Zapata– Nestora envió una carta a los medios de comunicación y organizaciones sociales para llamarlos a alzar la voz por la libertad de los presos políticos en el país. La activista guerrerense abogó por nueve comunitarios de la CRAC-PC que siguen encarcelados: Arturo Campos Herrera, Gonzalo Molina González, Bernardino García Francisco, Ángel García, Eleuterio García Carmen, Abad Ambrosio Francisco, Florentino García Castro, Benito Morales y Samuel Ramírez Gálvez. En su misiva, Salgado aseguró que estos hombres están en la cárcel debido a la lucha que emprendieron por la seguridad de sus pueblos, el cese de la violencia contra las mujeres y la defensa de sus territorios, y subrayó que son falsamente acusados de delitos que no cometieron, tal como le sucedió a ella, que fue acusada de secuestrar a personas retenidas por la PC. “Desde antes de mi liberación, el 18 de marzo de 2016, hemos decidido dar la batalla por la liberación de los presos políticos de la CRAC-PC y de las y los presos políticos en México, alzando la voz por quienes defienden los derechos de los pueblos, el territorio, la educación, la tierra, el agua, el aire y la vida”, escribió. Cuando estuvo en prisión –desde el 21 de agosto de 2013 hasta marzo pasado, por los cargos de secuestro y delincuencia organizada, y más tarde por robo de armas y asesinato–, Nestora Salgado recibió visitas de decenas de activistas y mensajes de apoyo, además de que se realizaron mítines afuera del penal. Ahora la comandanta pide el mismo apoyo para sus compañeros. En ese sentido, invitó a la sociedad civil para que desde sus espacios, pueblos, ciudades, estados y países alce la voz para exigir la liberación de todos aquellos que hoy están presos de manera arbitraria. “Son muchas las acciones que se pueden emprender: visitas a los presos políticos de la CRAC-PC, apoyo humanitario a sus familias, cartas a las autoridades estatales y federales para exigir su liberación, alzar la voz, tomar los espacios públicos para hacer visible nuestra demanda de justicia, entre otras”, sostuvo. Para la activista, quien vivió un proceso judicial turbio, sin pruebas en su contra –cuyo caso fue litigado en México por Defensa Estratégica en Derechos Humanos, y en Estados Unidos por la Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Seattle–, “todos los esfuerzos son necesarios y hoy más que nunca tienen que estar unidas y unidos para lograr la pronta liberación de los presos”.

Comentarios