Es lamentable que en derechos humanos el gobierno vea sólo lo que quiere ver: Creel

viernes, 15 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- México es mal visto en el mundo por los escándalos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto y su desdén por los derechos humanos, afirmó el exsecretario de Gobernación Santiago Creel, quien previó que habrá litigios contra el Estado mexicano en los tribunales internacionales por incumplimientos. Luego de que se confirmó la salida de México del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre el caso Ayotzinapa, Creel afirmó que es lamentable que la visión del gobierno en materia de los derechos humanos “sea la de ver solamente lo que quiere ver”. Agregó: “No es la primera vez que se suscitan este tipo de reacciones respecto del gobierno. Hoy es ante la Comisión sobre Ayotzinapa, pero también está lo del Alto Comisionado de Derecho Humanos (de la ONU) que ha querido venir a México y simplemente no lo dejan. Ya no es un hecho aislado, es un patrón recurrente”. Creel, coordinador de la Comisión Electoral del Partido Acción Nacional (PAN), fustigó el hecho de que el gobierno de Peña “no quiere acercarse a los derechos humanos, a las instancias y a quienes han venido trabajando muy activamente en ellos”, como el caso del GIEI. “Y sí es materia de ocupación por parte del partido de señalar y de ponerlo ya en la mesa de la agenda nacional que México está siendo muy mal visto en el extranjero por el caso Ayotzinapa, por todo lo que ha venido sucediendo por los escándalos de corrupción y más porque se niega a darle transparencia a sus procesos internos en las instancias internacionales, por cierto de tratados internacionales suscritos por nuestro país, que son ley de la nación y que nosotros debemos sujetarnos a ellos”, afirmó. Como exsecretario de Gobernación en el sexenio de Vicente Fox, Santiago Creel recordó que es previsible que haya litigios internacionales contra México por no respetar tratados internacionales. “Que no nos extrañe, dado el comportamiento que ha tenido el gobierno federal sobre estos hechos, que se empiecen a suscitar litigios con tribunales internacionales por los incumplimientos que está teniendo a la disposición de tratados internacionales  que son ley de la nación mexicana”. A su vez, el presidente de este partido Ricardo Anaya acusó al gobierno, a Peña Nieto y a su partido el Revolucionario Institucional (PRI) de “achicar” las reformas del sistema Nacional Anticorrupción que se discute en el Congreso. Al participar en el seminario “México Rumbo a los Procesos Electorales de 2016”, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Anaya habló del desprestigio institucional, la aprobación tardía de las reformas estructurales, la mezcla explosiva que generan la corrupción y el estancamiento económico, así como el “modelo” priista para “pulverizar” a la oposición. Luego de reiterar que “el PAN aprobó, como oposición, las reformas que el PRI bloqueó en la misma circunstancia” y de la “nociva” reforma fiscal, habló sobre la reforma anticorrupción, que el PRI y el Partido Verde pretenden “achicar” con “propuestas descafeinadas” en las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción. “El principal problema de México, aún por encima de la inseguridad, es la corrupción. Y para los que presumen --y me refiero particularmente al PRI, porque en su discurso dicen que ellos son los que generan gobernabilidad y estabilidad-- hay que recordarles que hoy en el mundo, nada está generando más inestabilidad social que los escándalos de corrupción”. “A nosotros nos molesta mucho este discurso de que es un problema cultural. Decir que los mexicanos somos culturalmente corruptos, es un poco como decir ‘váyanse acostumbrando porque nosotros le vamos a seguir en la robadera’. La corrupción es un problema de diseño institucional”, aseguró el panista.

Comentarios