Salvador Cienfuegos se disculpa por tortura de militares a joven

sábado, 16 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos, ofreció una disculpa pública por el caso de tortura que fue expuesto con la difusión de un video en redes sociales. En la explanada principal del Campo Militar Número 1, el mando habló frente a más de 25 mil elementos para condenar estos "hechos deplorables" y exigirles que actúen en sus operaciones con la ley en la mano. "En nombre de todos los que integran esta gran institución, ofrezco una sentida disculpa a toda la sociedad agravada por este inadmisible evento", expresó, al tiempo que calificó los hechos mostrados en el video como irracionales y equivocados. Asimismo, reconoció que estos actos empañan más de 100 años de prestigio del Ejército. El mensaje del General fue transmitido en vivo a más de 130 mil elementos desplegados en todo el País y a más de mil 500 efectivos en situación de retiro. Además, dijo que los militares deben tener una conducta intachable, porque es una obligación ética y moral: "No se conviertan en delincuentes", exclamó el general, "están para proteger a la ciudadanía". En días pasados, a través de Youtube se difundió un video en que se ve como los militares y el policía federal torturan a una joven. En la grabación de cuatro minutos de duración intervienen al menos dos elementos de la Policía Militar y uno de la Policía Federal quienes torturaron a la mujer de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero, el 4 de febrero de 2015, según confirmó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en un comunicado. En la imagen se puede ver que la joven torturada se encuentra sentada en un piso de tierra, descalza y con el rostro cubierto al parecer con una camiseta. Una de las policías militares fuertemente armada golpea a la joven, la azuza para que le dé información y en un momento pone un arma de alto calibre sobre su cabeza. En la escena aparece otro elemento militar y un policía federal quien pone una bolsa de plástico en la cabeza de la mujer y en dos ocasiones intenta asfixiarla. La joven llora y suplica que no la lastimen mientras la mujer militar le pregunta quién es María. Cuando le retiran el plástico de la cabeza le pregunta “¿ya te acordaste? ¿Quieres más? ¿Quieres agüita? ¿Quieres toques?” En el minuto tres, mientras le ponen por segunda ocasión la bolsa de plástico en la cabeza, la joven llora y se desvanece, mientras el Policía Federal pone su bota encima de uno de sus brazos. Hoy, el general CIenfuegos, titular de la Sedena, destacó que tras conocerse el la grabación la institución actuó sin dilación y prometió que los efectivos responsables serán castigados en el ámbito militar y civil. Esta es la primera vez que un alto mando ofrece disculpas públicas por un hecho de tortura cometido por sus elementos.

Comentarios