Dictamen de fuego en Cocula no es concluyente, afirman forenses argentinos

sábado, 2 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) afirmó que el nuevo peritaje de fuego en Cocula no es concluyente, por lo tanto, no afirma ni niega la versión histórica de la Procuraduría General de la República sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. “No hay una respuesta concluyente por el momento por parte del panel de expertos en fuego sobre si fue o no posible la incineración de 43 estudiantes la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014. Por lo tanto, dicha conclusión por el momento, no afirma ni niega la hipótesis de la PGR”, destacaron los forenses en un comunicado. Lo anterior, dijo el EAAF, porque los expertos en fuego aseguraron que aunque podrían establecer la hipótesis sobre las condiciones, cantidad de combustibles, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos, solamente con una prueba a gran escala podrá confirmarse esta posibilidad, por lo que el grupo de expertos ha convenido realizar más pruebas en las próximas semanas con el propósito de confirmar científicamente, si es posible llevar a cabo la quema de 43 cuerpos humanos adultos. Asimsimo, los forenses argentinos pidieron a los expertos en fuego ampliar la información sobre el incendio de gran magnitud que plantearon, pues el nuevo dictamen tendría que dar explicación a los temas previamente planteados, ya que el EAAF, en su dictamen de febrero pasado, señaló que “Según muestran las imágenes satelitales de diversos años anteriores al 2014, en el Basurero de Cocula han habido múltiples eventos de fuego, que coinciden con la zona principal de quema de donde PGR y el EAAF recolectaron restos óseos humanos, residuos carbonizados, entre otros elementos. De igual forma, el equipo argentino expuso en febrero que en el subsuelo de la principal zona de quema del basurero se observó la presencia de tierra compacta con residuos carbonizados, entre otros elementos, señalando la existencia de otros eventos de fuego, pero añadió que no se ha encontrado evidencia para poder ligar los distintos eventos de fuego a los elementos recolectados en el lugar, establecer qué evidencia puede estar ligada a qué evento/s de fuego, ni cuántos eventos de fuego han habido en el lugar. “En particular, el EAAF tampoco encontró evidencia que pudiera ligar esos eventos de fuego en particular a la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014”. Sobre el hallazgo de restos óseos, los argentinos destacan que en el análisis difundido ayer indican que al menos 17 seres humanos adultos fueron quemados en el lugar, pero “a través del examen de varios miles de fragmentos óseos recuperados en el Basurero de Cocula, el EAAF estableció la presencia de un número mínimo de restos pertenecientes a 19 individuos”. Además de que, sostienen los argentinos, no se pudo establecer desde qué fecha se encuentran depositados dichos restos allí, tampoco pudo establecerse si los restos óseos humanos fueron depositados todos al mismo tiempo o en distintos eventos, y se recuperó una prótesis parcial inferior en perfecta articulación con una raíz y un fragmento de mandíbula, sumado a una prótesis parcial superior que articula coincidentemente con la inferior. “Estos elementos claramente no pertenecen a los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa ya que ninguno de ellos tenía este tipo de arreglos odontológicos y señala de presencia de restos de otros individuos en el Basurero de Cocula”. No obstante, el EAAF afirmó que en su dictamen, también señaló que era importante tener en cuenta el contexto de la zona de hallazgo de dichos restos en donde sólo en Iguala la PGR ha registrado la desaparición de cerca de 300 personas, en su mayoría ocurridas en los últimos cuatro o cinco años. “Hasta la fecha no hay ninguna identificación de restos de los 43 estudiantes desaparecidos realizada sobre restos que se hayan recuperado en el Basurero de Cocula. Los únicos resultados genéticos positivos emitidos por el laboratorio de Innsbruck corresponden a una muestra que proviene de una bolsa que de acuerdo con la PGR, fue recuperada en el Rio San Juan, Cocula”. “En síntesis, tal como sostuvimos en nuestro dictamen, no contamos por el momento con evidencia sobre a quién pueden corresponder los restos humanos recuperados en el Basurero de Cocula, ni cuándo fueron depositados en dicho lugar”.

Comentarios