Y ahora dos policías federales secuestran y extorsionan a 15 mujeres extranjeras

miércoles, 20 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) investiga a dos agentes de la Policía Federal Ministerial y dos civiles acusados de secuestrar y extorsionar a 15 jóvenes latinoamericanas que trabajaban en un centro nocturno de la Colonia Condesa. Los agentes federales Misael Rojas Vargas y Antonio Javier Rivera Narváez, así como dos civiles quienes se identificaron como Víctor Manuel Carmona Caselín y Manuel Villa Fuerte Mejía (o Villafuerte Frag) son investigados por los delitos de secuestro express, extorsión y abuso de autoridad. Según las investigaciones, los cuatro exigían dinero a las mujeres, procedentes de Argentina, Colombia, Paraguay y Venezuela, a cambio de no ponerlas a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM). El lunes pasado agentes de la Policía Auxiliar de la Secretaría de Seguridad Pública rescataron a las 15 mujeres quienes fueron llevadas por los agentes y sus cómplices a tres departamentos de un edificio ubicado en el número 6 de la calle Indiana, Colonia Nápoles, en la delegación Benito Juárez. La Agencia de Investigación Criminal (AIC) dio de baja el lunes a los dos agentes y la Visitaduría General de la PGR les inició investigación por los delitos de secuestro express, extorsión y abuso de autoridad. De acuerdo con la PGR, al momento de su detención, lo agentes dijeron estar en funciones en una investigación relacionada con el delito de trata de personas, durante la que ubicaron una casa de alojamiento de presuntas víctimas de ese delito. Sin embargo, agregó, de manera ilegal los dos civiles implicados ingresaron al domicilio, detuvieron sin justificación a las víctimas y la maniataron para exigirles dinero a cambio de no ponerlas a disposición del INM, refirió la PGR en un comunicado. La dependencia indicó que la Visitaduría General a su cargo junto con la Procuraduría capitalina, se coordinan para determinar la declinación de competencia del caso, debido a que en los hechos participaron servidores públicos federales. La SSP señaló que el lunes alrededor de las 21:20 horas un hombre se acercó a elementos de la Policía Auxiliar del Sector 69, en la Nápoles, para denunciar que en el inmueble había mujeres secuestradas, pero la PGR asegura que fue una de las víctimas quien dio aviso a la SSP capitalina. Fueron estos los que detuvieron primero a los dos civiles que se identificaron como elementos de la Policía Federal, sin embargo, una de las víctimas que logró asomarse cuando el supuesto federal atendía a los policías auxiliares, afirmó que estaban secuestradas. Hasta el momento no se ha acreditado que sean agentes de la PF. Después de liberar a las mujeres que estaban en los departamentos, los auxiliares salieron del edificio con los detenidos y se encontraron con Rojas Vargas y Rivera Narváez, elementos de la PFM de la PGR, quienes también fueron asegurados y puestos a disposición del MP capitalino. En tanto las jóvenes víctimas son asistidas por la Procuraduría capitalina y su situación legal será definida por ésta y el INM.

Comentarios