Federación de herbolaria pide permiso para usar mariguana y otras plantas

miércoles, 20 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Federación Nacional de la Industria de Herbolaria y Medicina Tradicional y Naturista (FNIHMTN) solicitó ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) un permiso para cultivar y usar las mariguana, ginseng, ginkgo biloba, árnica y alcachofa en tratamientos o remedios medicinales herbolarios. La petición se hizo luego de que esas hierbas fueron incluidas en la lista de 432 plantas prohibidas para ser utilizadas en té, infusiones, suplementos alimenticios y tratamientos medicinales publicada por la Cofepris el 15 de diciembre de 1999. En un comunicado, el presidente de la Federación de Herbolaria, Emmanuel Zúñiga, destacó que el pasado miércoles 6 la diputada Blanca Margarita Cuata Domínguez, del grupo parlamentario de Morena, presentó ante la Cámara de Diputados un punto de acuerdo en el que se exhorta a la Cofepris a difundir los documentos de toxicología y estadística sobre los efectos nocivos de las plantas cuyo cultivo y consumo han sido prohibidas, dado que no se dio a conocer estudio alguno que justificara su prohibición. “Los estudios farmacológicos realizados por la Cofepris para establecer la lista de plantas prohibidas, publicada 1999 como parte de la nueva Normatividad de la Ley General de Salud, están mal establecidos”, aseguró. Y puso como ejemplo específico el caso del árnica, al señalar que en la lista se prohíbe el árnica montana por contener toxicidad, sin embargo, esa especie no se comercializa en México. De hecho, apuntó, la prohibición del árnica ha sido incluida en una lista de plantas para té e infusiones, siendo que a ésta no se le da ese uso. No obstante, la prohibición ha sido mal interpretada y usada como pretexto para sancionar a los establecimientos que la venden, ya que los servidores públicos de la Cofepris carecen de un criterio basado en conocimientos de botánica y de fitogeografía e inhabilitan de manera indiscriminada la venta de todas las plantas que se les ha asignado el nombre común de árnica, lo que evidencia la imprecisión en la ejecución de la normatividad para realizar farmacovigilancia, puntualizó. De acuerdo con Emmanuel Zúñiga, la nueva Ley General de Salud no contempla la práctica de la herbolaria para elaborar tratamientos medicinales, ni el desarrollo e impulso de la medicina tradicional considerada por la propia Constitución como un derecho social y cultural de los mexicanos. En cuanto a la mariguana, indicó: “Lo que estamos solicitando es la autorización para ejercer los derechos correlativos al procesamiento y elaboración de productos medicinales herbolarios y para el ‘autoconsumo’. Es decir, la siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte, empleo, uso y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de mariguana. La FHMA representa a los campesinos que siembran y recolectan plantas medicinales, así como a los productores de remedios medicinales, tratamientos y suplementos alimenticios con ellas elaborados, a los locales que los comercializan y a los terapeutas que los usan y recomiendan. Su objetivo es defender, preservar y difundir la tradicional medicina indígena herbolaria, así como las medicinas naturistas y alternativas que de ella se desprenden o que de alguna forma hacen uso de las hierbas y plantas cosechadas por los campesinos mexicanos. La Federación de Herbolaria es la voz de agricultores, recolectores, productores, fabricantes, distribuidores y vendedores de plantas medicinales y productos de medicina naturista, que con el propósito de conservar la vasta tradición herbolaria en México reclaman el reconocimiento de su importancia, concluyó su presidente.

Comentarios