El Vaticano se pronuncia contra la legalización de drogas

viernes, 22 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un alto representante del vaticano expresó la "firme oposición" de la Santa Sede a legalizar el consumo de drogas y advirtió que el combate a los estupefacientes debe enfocarse en los problemas que causan las adicciones. En México, el presidente Enrique Peña Nieto envió ayer una iniciativa al Senado con el fin de incrementar la cantidad de consumo recreativo de la mariguana, así como su uso legal para fines médicos. Bernardito Auza, observador permanente del Vaticano ante la ONU, sostuvo esa postura en un discurso con motivo de la Asamblea General del organismo que definirá las políticas mundiales sobre las drogas para los próximos decenios. El representante del Papa Francisco advirtió que "la Santa Sede no dejará de subrayar la importancia de la familia en las estrategias de prevención, tratamiento, rehabilitación y reinserción". Auza agregó que "los niños que crecen en familias que se preocupan por ellos, normalmente reciben la educación necesaria para que digan 'no' a las drogas ilegales". También dijo que en las familias unidas algunas personas pueden convertirse en víctimas del abuso de drogas, y sostuvo que estas personas tienen la necesidad del apoyo y del cuidado de su familia y comunidad, incluida una asistencia sanitaria y social eficaz y accesible. Luego advirtió que, por ello, es importante no poner en el mismo plano a consumidores, traficantes y distribuidores. Lo anterior, argumentó, porque no todos los delitos ligados a la droga tienen la misma gravedad, y una respuesta desproporcionada no ayudaría a la rehabilitación de los toxicodependientes. Por último, señaló que "el problema de la droga y de los males vinculados a ella golpean a todo el mundo. De aquí la necesidad de una cooperación internacional hacia una estrategia integrada y equilibrada para combatirlo".

Comentarios