Curiosidad por el alcohol inicia a partir de los ocho años, revela investigación

martes, 26 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En una investigación realizada por la Universidad Anáhuac México Sur (UAMS) sobre los hábitos y frecuencias de consumo de alcohol entre niños, adolescentes y jóvenes, se detectó que en 88% la curiosidad por beber esa sustancia se presenta a los ocho años de edad. Además cuatro de cada 10 niños de entre nueve y 12 años de edad afirmaron que beberían alcohol si tuvieran la oportunidad de hacerlo, e incluso más de la mitad admitió que ya había ingerido dicha bebida alguna vez, y en muchos de los casos experimentaron los efectos del consumo excesivo. La UAMS, en colaboración con la Fundación Pernod Ricard México (FPRM), creó el ‘Manual de Prevención para una niñez sin alcohol’, con el compromiso de identificar la estrategia más efectiva para salvaguardar la integridad de los menores, “promoviéndoles valores que les ayuden a tomar decisiones asertivas a lo largo de su vida”, de acuerdo con un comunicado difundido por la institución educativa. Para ello se realizó una investigación de cinco años en escuelas primarias ubicadas en la capital mexicana y el Estado de México, y semanalmente se evaluó y monitoreó a 2 mil 500 niños, y se analizaron, aplicaron y monitorearon cuatro estrategias de prevención “con el fin de probar la efectividad en cada una de ellas”, destacó la maestra Elena Barrero, coordinadora del estudio y directora de la escuela de Psicología de UAMS. Entre los jóvenes que ya consumían alcohol, se evidenció que las causas más comunes para probar la sustancia son: presión de amigos y parientes, problemas familiares, desconocimiento de las consecuencias y poca supervisión por parte de los padres. Al respecto, se observó que tres de las cuatro causas están relacionadas con aspectos familiares, y la cuarta de ellas con el hecho de no tener información verdadera y adecuada para tomar decisiones. Al referirse a la investigación realizada, el rector de la UAMS, Abraham Cárdenas González, señaló que comparado con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México invierte poco en el desarrollo científico. Sin embargo, apuntó, “es claro que para resolver los problemas que aquejan a nuestra sociedad son necesarias soluciones desde diferentes sectores, y la investigación, en especial la investigación aplicada, juega un papel muy importante”. Indicó que más de media década de trabajo conjunto entre la UAMS y la FPRM “nos ha permitido investigar a profundidad la mejor forma de prevenir el consumo de sustancias en niños”. Y uno de los primeros frutos de este trabajo, agregó, es el ‘Manual de Prevención’ presentado este martes. “Se trata de que a través de la educación, los menores de edad desarrollen habilidades para su vida a fin de que, ante cualquier circunstancia que enfrenten, sepan tomar la decisión que mejor les convenga. Y ya como adultos, si deciden consumir alcohol, lo hagan de manera responsable, salvaguardando su integridad y la de los demás”, subrayó a su vez Mauricio Soriano Ariz, director general de FPRM.

Comentarios