Insiste GIEI en la necesidad de frenar la tortura en el sistema de justicia penal

martes, 26 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El sistema de justicia penal mexicano “no puede basarse sólo en la confesión de los inculpados, debido a que es un mecanismo perverso” que lleva a la tortura y a favorecer la “historia oficial” de los casos, alertaron hoy los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) al sostener un encuentro con senadores. Al presentar su informe final ante las Comisiones de Justicia y Derechos Humanos del Senado, en el recinto de la Comisión Permanente, los expertos expresaron su preocupación por la situación de las víctimas, cuestionaron la falta de mecanismos para “recuperar la confianza” y subrayaron que el problema más grave es la actual “incertidumbre” en torno a la investigación de los sucesos de Iguala del 26 y 27 de septiembre de 2014. “La declaración extrajudicial está prohibida en otros países”, aclaró Claudia Paz, quien relató que 80% de los detenidos en torno al caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala presentaron lesiones; de éstos, en 17 “hay evidencias de tortura”, incluyendo a los cinco presuntos principales sicarios de Guerreros Unidos, cuyas “confesiones” sirvieron para construir la versión de la incineración en el basurero de Cocula. En su participación, Carlos Beristain, integrante del GIEI, subrayó que el problema más importante que deja el caso de Ayotzinapa es “la pérdida de confianza” entre el gobierno y las víctimas. “Esto nos preocupa mucho. ¿Qué mecanismos se van a articular para recuperar esa confianza?”, se preguntó Beristain. En respuesta a la pregunta del senador Manuel Bartlett, del PT, el integrante del GIEI aclaró que el mandato de ellos ya culminó y que aún están pendientes cuáles serán las “medidas cautelares” que acordarán el gobierno mexicano y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “El caso va a perseguir a México muchos años. No depende de un gobierno ni de un sexenio. Lo más reparador para las víctimas de desaparición forzada es saber qué pasó con sus familiares y después se discuten otros temas sobre reparación”, sentenció Beristain. Francisco Cox Vial sugirió que se avance en el sistema acusatorio que sustituya al actual sistema inquisitivo que hace más complicada la administración de la justicia en México. También sugirió que los servicios periciales “deben ser autónomos y no depender de la PGR”, pues “se crean los incentivos para avalar la teoría del Ministerio Público”. En respuesta a la pregunta de la senadora Dolores Padierna, del PRD, sobre la hipótesis del quinto autobús, Angela Buitrago repitió la explicación existente en el primer y segundo informes del GIEI. “La línea del quinto autobús no se ha agotado. Es necesario mantenerla como línea de investigación porque esa hipótesis podría ser una explicación del ataque masivo” del que fueron objeto los 43 estudiantes de Ayotzinapa. El encuentro fue encabezado por la senadora del PRD Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, y en la que sólo estuvieron presentes dos legisladores del PRI, el exgobernador de Guerrero René Juárez Cisneros y la senadora Diva Gastélum, quienes no hicieron ninguna pregunta o comentario público.

Comentarios